Vídeo del Freeride Junior Tour

Condiciones ideales para la primera etapa del Freeride Junior Tour en los Pirineos Franceses ! Polvo y sol estaban con nosotros, era un dia perfecto.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Eventos, Freeride

Sectores freeride de Piau-Engaly

Los temporales de nieve del año 2015 han sido históricos en algunos lugares del Pirineo. En Piau Engaly ha sido el “Apocalypse Snow”: nevadas que en pocos días dejaron espesores de más de 4 metros; carreteras bloqueadas por avalanchas enormes; pueblos y estaciones de esquí incomunicados. Así que, con ganas de vivirlo en primera persona pusimos rumbo al Pirineo y la suerte nos acompañó.

Ficha Técnica                                     Mapa de Situación                                          Vídeo

Tuvimos que acceder a la estación por el País Vasco, Tarbes, Bagneres de Bigorre y Arreau, debido al cierre del túnel de Bielsa a tan sólo 13 km de distancia, pero que debido al peligro de aludes permaneció así durante bastantes jornadas. Las máquinas ya habían retirado de las carreteras la nieve depositada por los numerosos aludes que habían bajado hasta el fondo del valle (daba miedo pararse a hacer fotos) y, despacito y con unas buenas ruedas de nieve, conseguimos llegar a Piau.

Gracias al trabajo de todo el personal de la estación (maquinistas, artificieros, pisteros, etc) se pudieron abrir los remontes.

La base de la estación se encuentra a una altitud de 1850 m, aunque el remonte más bajo llega a 1420 m cerca de Aragnouet. La cima alcanza los 2528 m, cerca de la cumbre del Pic du Piau. Tiene 11 remontes y 41 pistas: (4 verdes, 19 azules, 11 rojas y 7 negras) y un Snow Park con zona para niños, Boarder Cross, Air Zone y Big Air Bag. Otro atractivo es la zona de esquí nórdico en el Valle de Ordesa, a 25 km, o la posibilidad de ascender a unos cuantos tresmiles de los alrededores. Durante toda la temporada celebran diversos eventos para todos los públicos entre los que destacan Derby de los Pirineos o el Freeride Weekend.

Eventos durante toda la temporada: Derby, Saltimbanques, Freeride, Nikita, …

SECTORES FREERIDE:

Bosque del Hourc:

Es una de las zonas que mejor protección ofrece los días de mal tiempo y escasa visibilidad gracias al bosque por el que se esquía. No siempre está abierto el telesilla de regreso.

Hacia el bosque del Hourc.

Sarrous:

Sector de palas amplias bajo el telesilla de Engaly que acaba en una garganta que recoge cualquier avalancha de la zona. No conviene esquiar por el fondo de ella en situaciones de peligro de aludes.

Las suaves palas de Sarrous.

Badet:

Se accede con el telesilla del Pic de Piau en el que encontramos palas con buena pendiente y expuestas al viento y al mal tiempo.

Bajando del Pic hacia Badet.

Campbielh:

Uno de los mejores sectores de freeride por su facilidad de acceso y sus diferentes orientaciones en las que podremos encontrar la de mejores nieves. Aquí encontramos diferentes zonas con muy diversas características: Couloires, Lagopede y Plaque Dominique.

Sector Couloires zona alta y baja.

Sector de Plaque Dominique: a la izquierda la dorsal Hokkaido y detrás Lagopede.

Vallee de La Gela:

Varios itinerarios exigentes en la ladera este del Pic du Piau y que conducen al fondo del valle de La Gela, por donde podremos llegar hasta la carretera que sube a la estación.

Acceso al Vallee de La Gela desde la pista de le Grande Bleue.

Envers de Piau:

Con una corta caminata desde la estacón superior del telesilla del Pic du Piau accedemos a toda una ladera con varias canales y palas empinadas que nos conducen al fondo del valle de Badet. Haciendo una travesía descendente llegaremos a la pista de Badet y el telesilla de Mouscades.

Algunas de las líneas del Envers del Pic de Piau.

Conscientes de que con un peligro de aludes de 5 en la escala europea no podríamos visitar todos estos sectores, la primera mañana hubo que limitarse a disfrutar de la nieve en las inmediaciones de la base de la estación, pero preparamos todo nuestro material de seguridad por si acaso había suerte y abrían un remonte en alguna zona segura. Repentinamente el cielo comenzó a despejarse y uno de los remontes echó a andar. Los pocos esquiadores que estábamos, nos apelotamos en la barrera del remonte hasta que pudimos subir. Las formidables montañas que enmarcan esta estación, surgieron entre las nubes cargadas de nieve y repletas de aludes, dando la sensación de estar en Japón o Alaska.

Polvorón en toda la estación.

El manto se fue estabilizando poco a poco debido al apelmazamiento de la nieve. Aun así, miraras hacia donde miraras, encontrabas signos de inestabilidad. Comenzamos a trazar giros en la nieve polvo cerca de las pistas y poco a poco fuimos separándonos de ellas con mucha precaución y el ABS listo para dispararlo si fuera necesario. El manto estaba asentando bien pero había que seguir extremando precauciones. Solamente estuvo abierto el telesilla de Campbielh, pero con él se accede a unos cuantos sectores muy interesantes. Nos sentimos unos privilegiados, y más sabiendo que este día de sol y nieve polvo, casi todas las estaciones pirenaicas estaban cerradas, ocupadas en desenterrar las instalaciones. Poco a poco, los escasos riders que estábamos, fuimos abriendo palas y dibujando líneas pero sin adentrarnos en las zonas más expuestas a los aludes. ¡Ya habría tiempo en las próximas jornadas si es que continuaba estabilizándose el manto!

Diversas zonas de Campbielh

El segundo día pudimos compartir el nevadón con nuestro gran amigo Fernando que consiguió, no sin problemas en la carretera, subir a la estación a esquiar con nosotros. Durante casi todo el día tuvimos niebla y nula visibilidad, pero no dejamos de disfrutar en la protegida zona cercana al bosque del Hourc. Menos mal que metimos en el equipaje nuestros esquís más anchos, los SLAP XL de 122 mm de patín, y pudimos gestionar este paquetón en el que algunos árboles estaban prácticamente enterrados y aparecían de entre la niebla como fantasmas. Nunca nos habríamos imaginado ver a Fernando, el “viejunostyler” por excelencia, pidiendo en el alquiler “los esquís más anchos que tengan, por favor”. ¡Caíste en la trampa, amigo!

Protegidos en el bosque.

Cuando fue despejando, algunas laderas se transformaron rápidamente y nos trasladamos a los sectores de Campbielh en donde todavía había polvorón del bueno. Con esta nieve, se pudieron dar algunos saltos a los que hace tiempo habíamos echado el ojo. En esta ocasión, debido al alto peligro de aludes que no bajo de 4, no pudimos visitar la otra gran zona de freeride de la estación, el Envers de Piau Engaly.

Colchón de nieve polvo.

El Envers de Piau es un sector al que se accede desde la cima de la estación, que se alcanza con el telesilla del Pic de Piau, y una pequeña caminata rodeándolo por su cara oeste. Esta vertiente es bastante avalanchosa ya que está formada por canales separados por crestas convexas propensas a romper. En caso de alud, nos conducirá a los cortados inferiores o nos arrastrará a las zonas de acumulación al final de las canales. Por eso hay que estar bien seguros de que las condiciones del manto sean estables. Ya la pudimos esquiar hace un año y nos pareció una de las zonas más salvajes e interesantes de este entorno. Estas pendientes nos conducen al fondo del valle, aislado y solitario, y mediante una preciosa travesía podemos llegar hasta la pista del Vallee du Badet.

Por los tubos del Envers de Piau.

Pero todo lo bueno se acaba y llegó la hora de volver. Últimas dos bajadas por la dorsal que separa la Plaque Dominique de los couloirs de Campbielh, y que nosotros llamábamos Hokkaido por su nieve polvo y los arbolillos que asoman aquí y allá. Todo un baño de nieve polvo en esta pequeña-gran estación: pequeña por lo acogedora, sin edificaciones mastodónticas, con pocos remontes pero muy estratégicos; y grande por sus gentes y trabajadores, el cuidado de sus pistas y la atención a los esquiadores y, por supuesto, por sus interesantes y variados sectores freeride. Hasta el próximo “Apocalypse Snow”.

Pîncha para ver la información freeride que ofrece Piau Engaly.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride

Vídeo MAL tiempo

A mal tiempo, buenas esquiadas. Resumen del inicio de temporada esperando la llegada de las nevadas, con malas condiciones, tanto climatológicas como de nieve. Un paseo por la Sierra de Guadarrama, Alto Campoo y Grand Tourmalet. (3’01”)
Producido por www.recmountain.com

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride

Vídeo Apocalypse Snow Piau Engaly

Así fue nuestra visita a esta estación francesa del Pirineo durante la mayor nevada del año. 4 metros de nieve que nos permitieron disfrutar al máximo del powder pirenaico con nuestro amigo Fernando Martinez.
¡Que sirva para abrir apetito, porque vuelve el invierno de nuevo!
Producido por www.recmountain.com

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
1

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride

Apocalypse Snow NPY en Piau-Engaly

El mes de febrero comenzó de la mejor manera que un esquiador puede imaginar: Un temporal de nieve dejó entre 3 y 4 metros de espesor en algunas zonas del Pirineo. Carreteras cortadas, pueblos incomunicados, riesgo 5 de aludes, avalanchas de grandes dimensiones y muchas imágenes brutales. Nosotros fuimos a uno de los puntos en los que la innivación fue mayor: Piau-Engaly. En las estaciones francesas de Nuevos Pirineos (NPY) se llamó a este episodio el “Apocalypse Snow NPY” y bajo el hastag #ApocalypseSnowNPY pudimos realizar el seguimiento íntegro del temporal en facebook y twitter. Pudimos acceder a la estación y disfrutar de las magníficas condiciones que quedaron cuando salió finalmente el sol. Este fue el resultado:

Ficha Técnica              Mapa de Situación             Vídeo

El día 2 de febrero salimos de Madrid y tuvimos que acceder por el País Vasco debido al estado de las carreteras (el tunel de Bielsa permaneció cortado muchos días).

Las máquinas ya habían retirado de las carreteras la nieve depositada por los numerosos aludes que bajaron hasta el fondo del valle. Daba miedito pararse a hacer estas fotos.

El riesgo de aludes era de 5 en la escala europea. La primera mañana nos limitamos a disfrutar de la nieve en las inmediaciones de la base de la estación, pero preparamos todo nuestro material de seguridad por si acaso había suerte y abrían un remonte en alguna zona segura.

Así estaban algunos coches que no habían sido desenterrados.

Debajo de toda esa nieve hay un edificio.

En cuestión de unos minutos el cielo comenzó a estar despejado y uno de los remontes comenzó a funcionar. Nos pusimos los esquís y nos acercamos a la base de los telesillas. Así estaban las casetas.

Las laderas de enfrente estaban repletas de aludes y de grietas. Estas laderas empinadas de hierba situadas bajo grandes cortados y orientadas al sur son propensas a la formación de aludes. Los cortes de placa de la foto tienen varios metros de espesor.

3,70 metros en la base de la estación y 4 metros registrados en las cotas altas.

No sabemos si estamos en Hokkaido, en Alaska o en Pirineos.

La mayor parte de la estación estuvo cerrada por el riesgo de aludes durante todos estos días.

El manto se fue estabilizando poco a poco debido al apelmazamiento de la nieve. Aun así, miraras hacia donde miraras encontrabas signos de inestabilidad.

Comenzamos a trazar giros en la nieve polvo cerca de las pistas.

Algún salitito con recepción suave.

Poco a poco fuimos separándonos de las pistas con mucha precaución. El manto estaba asentando bien pero había que seguir extremando precauciones.

Polvo producido por el derrape de Alberto.

El Patriarca Gozando como un niño.

La nieve se había compactado pero aun así podíamos hundirnos hasta la cintura…

…o levantar nieve hasta las cejas.

Sólamente estuvo abierto el telesilla de Campbielh, que da acceso a unas cuantas líneas muy interesantes. En estos mismos momentos, casi todas o todas las estaciones españolas estaban cerradas. Todo un privilegio.

Patriarca saboreando la nieve en cada giro en este escarpado inicio de línea.

Aprovechamos hasta la hora de cierre y aun así nos dejamos muchas cosas por hacer.

El segundo día tuvimos la suerte de que nuestro gran amigo Fernando pudiese subir a la estación a esquiar con nosotros. Durante casi todo el día tuvimos niebla y nula visibilidad, pero no dejamos de disfrutar.

De uno en uno y de nuevo pegados a las pistas.

Cada rincon es un paraíso con esta nieve.

Turno de Fernando.

Algunos árboles estaban completamente sepultados…

…como este que se cruzó en el camino del Patriarca.

Menos mal que metimos en el equipaje nuestros esquís más anchos, los SLAP XL. Para esta nieve lo mejor es llevar 122 mm bajo el pie.

Árboles fantasma.

Tercer día, de nuevo sol y una ligera nevada de unos 10 o 20 cm de nieve fresca por encima.

En algunas orientaciones el viento transformó la nieve y se encostró ligeramente.

En el sector de Campbielh había polvorón del bueno…

…y vaya si lo aprovechamos.

Nunca nos habríamos imaginado ver a Fernando, el viejunostyler por excelencia, pidiendo en el alquiler “los esquís más anchos que tengan, por favor”. ¡Caíste en la trampa, amigo!

Ambiente mágico y prácticamente solos en la estación.

Con este paquete, pudimos dar un par de saltos que ya hace tiempo teníamos pensado dar. El salto del palo es uno de ellos. No conseguí equilibrarme en el aire y me dí un revolcón en la caída. Después del vuelo, estaba tan emocionado que me puse a intentar 360s hasta que conseguí caerlos depié. No tenemos fotos de ellos, pero sí vídeos.

Otro rocote por Alberto. Una pena que no se vea la recepción.

Dimos permiso a Fernando para hacer una bajada por el costrón y aprendimos una sabia lección: los días de nieve polvo no hay que hacer caso a Fernando. Ja ja ja…

Pero todo lo bueno se acaba y llegó la hora de volver. Últimas dos bajadas por la dorsal Hokkaido, esa que separa la Plaque Dominique de los tubos de Campbielh (no sabemos si tiene nombre pero así la hemos llamado nosotros). Estas fotos están hechas en la zona inferior.

Aun quedan muchas imágenes por mostrar, y es que aun no hemos termiando de editar el vídeo. Ya queda menos para que vea la luz.

Un plano general del sector izquierdo (según se mira) de Campbielh.

Y este es el sector derecho, que termina con la dorsal Hokkaido.

Esta semana está volviendo a caer otra impresionante nevada en Pirineos. Esperamos volver para poder publicar la segunda parte de este reportaje.

Texto: Álvaro Pantoja; Imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
2

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride

Pic Le Taulet

El Pic Le Taulet os ofrece unos itinerarios freeride variados y de todos los niveles. Son accesibles desde el telecabina que sube al Pic du Midi de Bigorre, bajando en su estación intermedia. Muchos de los descensos pueden llevarnos hasta la carretera que asciende a la estación de Grand Tourmalet, con un servicio de recogida en bus al que hay que apuntarse.

Ficha Técnica                                              Mapa de Situación

  

En la actualidad está permitido el uso del telecabina para descender esquiando, en bicicleta o paseando. El acceso al pico se realiza a través de un teleférico de dos tramos que asciende 1000 m de desnivel desde La Mongie, en apenas 15 min. El precio no está incluido en el forfait de la estación. Las instalaciones están abiertas casi todo el año, pero es preferible consultar antes su página web. Y lo mejor es que podemos esquiar desde el pico hasta los pueblos del valle, ya que existe un servicio gratuito de autobuses que nos devuelven a La Mongie. Para ello, tenemos que apuntarnos en el edificio inferior del telecabina.

Apuntándonos al servicio de autobuses gratuitos.

Cara Sureste de Le Taulet (La Jaune):

El primer tramo del telecabina nos conduce al Pic de Le Taulet a 2340 m de altitud. Desde aquí accedemos a sectores Freeride muy variados: desde amplias palas orientadas al sur; a corredores empinados en su cara norte. La vertiente sur nos lleva por amplios palones no muy empinados hasta la misma estación de La Mongie. Es una vertiente con mucha insolación, por lo que se transforma muy rápidamente. Conviene pillarla justo cuando empieza a reblandecerse con el calor del sol, pero sin esperar demasiado para no tener peligro de avalanchas de fusión. También es posible llegar hasta el pueblo de Artigues por el Clot de Campan.

Guiados por Manu Bonniot, experto rider de la zona.

Canal Noroeste de Le Taulet:

La vertiente norte del Pic de Le Taulet es mucho más agreste y está surcada por varias canales con bastante pendiente. La más sencilla de todas sale justo bajo el edificio del telecabina y es ancha y no demasiado empinada, rondando los 40º ó 45º. Si la nieve se encuentra en buenas condiciones, es una interesante opción para descender hacia la Coume de Sencours que nos lleva después de un estrecho paso, hasta el valle que baja a Artigues. Resulta ser una entretenida excursión que pone la guinda al descenso de esta interesante canal.

La canal noroeste del Pic de Le Taulet.

La vertiente este del Midi de Bigorre.

Camino de Artigues.

Sin duda que el Pic du Midi de Bigorre es uno de esos lugares míticos para todos aquellos a los que nos gusta el Freeride. Con muchos metros de desnivel y descensos para todos los gustos: desde los menos complicados hasta los más vertiginosos. Y entre estos últimos, los corredores de la cara nordeste. Objetivo de la próxima visita.
Texto: Luis Pantoja; Imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DEL PIRINEO FRANCÉS

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride

Pic du Midi de Bigorre: estrella del Pirineo

En ningún otro lugar del Pirineo podemos observar el brillo de las estrellas como desde el Observatorio Astronómico del “Pic du Midi de Bigorre”, a 2877 m de altitud. Y su telecabina nos permite acceder a una de las zonas freeride más potentes de Europa. Freeride en su más pura esencia.

Ficha Técnica                                       Mapa de Situación

   

Su altitud y el encontrase un poco al norte del eje principal del Pirineo, convierten al “Pic du Midi de Bigorre” en un mirador excepcional de las más importantes cumbres de esta cordillera. Desde la campiña francesa y debido a su adelantada situación respecto a la misma, y a su agreste perfil, esta montaña que roza los 3000 m, parece la más elevada, por lo que durante un tiempo se la consideró la más alta de la región.

La impresionante cara norte del Midi de Bigorrre.

La transparencia del aire y la escasa contaminación lumínica, atrajo la atención de diversos científicos para la realización de sus observaciones. Ya en 1873 se levantó un pequeño observatorio meteorológico en el Col de Sencours en la ladera suroeste del pico, cuyas ruinas pueden todavía observarse cuando bajamos esquiando hasta el Dominio de Grand Tourmalet, del que ya publicamos un artículo.

Ruinas del antiguo observatorio meteorológico al pie de la cara suroeste.

Acentor alpino disfrutando de las vistas.

En 1878 se puso la primera piedra del actual observatorio astronómico en la misma cima del pico y en 1908 se levantó la primera cúpula. El teleférico entre La Mongie y el Pic du Midi a través del Pic de Taulet, se construyó en 1952 únicamente para servicio de las instalaciones científicas. En el año 2000 se acuerda abrir las instalaciones para uso turístico, y actualmente funciona de manera continua y se realizan observaciones tanto astronómicas como meteorológicas.

La cúpula Baillaud se utiliza para la observación de la corona, de las protuberancias y del magnetismo solar. Con el telescopio Bernard Lyot se estudian las galaxias y el universo más profundo. También se realizan mediciones meteorológicas encaminadas a vigilancia del cambio climático, así como mediciones de la capa de ozono. Podemos concertar una visita guiada a su museo, en la que nos contarán su historia y nos mostrarán los distintos instrumentos de observación. También podemos quedarnos a comer en su restaurante panorámico, e incluso disfrutar de una noche de observación de estrellas durmiendo en su hotel.

La Brecha de Rolando y la Cara Norte del Taillón

El Cilindro de Marboré y el Corredor Swan de los Astazus

En la actualidad está permitido el uso del telecabina para descender esquiando, en bicicleta o paseando. El acceso al pico se realiza a través de un teleférico de dos tramos que asciende 1000 m de desnivel desde La Mongie, en apenas 15 min. El precio no está incluido en el forfait de la estación. Las instalaciones están abiertas casi todo el año, pero es preferible consultar antes su página web. Y lo mejor es que podemos esquiar desde el pico hasta los pueblos del valle, ya que existe un servicio gratuito de autobuses que nos devuelven a La Mongie. Para ello, tenemos que apuntarnos en el edificio inferior del telecabina.

Apuntándonos al servicio de autobuses gratuitos.

Cara Sur del Midi de Bigorre:

El descenso de la cara sur del Pic du Midi de Bigorre nos conduce hasta las pistas del sector de Bareges. Esta bajada es sencilla técnicamente, pero conviene informarnos del riesgo de aludes antes de aventurarnos por ella. La primera parte es amplia y de una pendiente media de unos 35º ó 40º, muy propensa a las avalanchas. También debemos ser precavidos si encontramos nieve dura, ya que es de pendiente continua y en una caída no pararemos hasta abajo. Después llegamos al Lac d’Oncet que bordeamos para afrontar las laderas que llevan a la pista negra de Coume Thyse y Bareges. Un auténtico bajadón si se pilla con nieve polvo como nos ocurrió a nosotros en el 2009.

El Pic du Midi desde el Pic du Campana

Cara Sureste Midi de Bigorre (Caume du Pic):

Afrontando la cara sur del Midi de Bigorre por la izquierda accedemos al Col de Sencours. Desde ahí, girando al este, nos introducimos en el valle flanqueado por la impresionante cara sur del Pic, y la norte del Cap de Sencours. Así llegamos justo al pie de la vertiente este y nordeste del Midi de Bigorre, donde pudimos visualizar las vertiginosas líneas que descienden desde su cima y que nos quedan pendientes. A partir de aquí el valle se abre hasta toparnos con el bosque por el que seguimos hasta la misma carretera, muy cerca del pueblo de Artigues a 1250 m.

Vertiente sur del Pic du Midi.

La vertiente este del Midi de Bigorre.

Sin duda que el Pic du Midi de Bigorre es uno de esos lugares míticos para todos aquellos a los que nos gusta el Freeride. Con muchos metros de desnivel y descensos para todos los gustos: desde los menos complicados hasta los más vertiginosos. Y entre estos últimos, los corredores de la cara nordeste. Objetivo de la próxima visita.
Texto: Luis Pantoja; Imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DEL PIRINEO FRANCÉS

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride

Freeride en Grand Tourmalet

Las dos vertientes del Col de Tourmalet, La Mongie y Bareges, conforman uno de los mayores dominios esquiables de Pirineos. Es alta, variada y con unas posibilidades para el freeride que no os defraudarán. Sectores amplios, rincones protegidos, bosques donde resguardarnos y largos itinerarios para perdernos: ¡¡lo tiene todo!!

Ficha Técnica                                         Mapa de Situación                                            Vídeo

El dominio Grand Tourmalet está compuesto por dos valles principales, el de Campan y el del Gave de Pau, comunicados por el “Col” del mismo nombre a 2115 m de altitud, famoso en el mundo ciclista. En cada uno de estos valles se encuentran los núcleos principales de la estación: el pueblo de La Mongie a 1800 m, y el de Bareges a 1250 m, ambos muy cerca de Tarbes y Pau, con un acceso muy cómodo por San Sebastián.

El sector de Bareges es amplio y tiene una preciosa zona de bosque; mientras que el de La Mongie posee rincones más agrestes. Dominando este conjunto, cada vez que levantamos la mirada aparece el soberbio perfil del Pic du Midi de Bigorre de 2877 m de altitud. En su cima se encuentran las instalaciones de un observatorio astronómico al que se accede en telecabina. Además, tomando como campo base la estación, podemos realizar numerosos itinerarios de montaña de todos los niveles, como la canal que hicimos hace un año al Pic du Campana. Vamos a repasar cada sector:

Vertiente de Bareges

Vertiente de La Mongie

Pic du Midi de Bigorre

La Mongie:

En la zona baja de La Mongie, junto a los edificios, encontramos pistas amplias y fáciles perfectas para el aprendizaje. Incluso, en la pista de pene Blanque, existe un Minipark para iniciarse en freestyle. Aquí, el telesilla de Chapelle es el remonte principal para conectar con los demás sectores. También se encuentra aquí el telecabina que lleva al Pic du Midi de Bigorre.

Col de Tourmalet:

En este sector predominan las pistas de dificultad media, todas ellas amplias y orientadas al sur. Es por aquí por donde accedemos al valle de Bareges. Junto a esta zona tenemos unos telesillas que nos llevarán hacia Le Taulet, con pistas rojas de lo más aconsejables. Este pico de 2341 m es el lugar en donde comienza el segundo tramo del teleférico al Pic du Midi, y las vistas hacia éste son espectaculares.

El restaurante del Col de Tourmalet

Pourteilh:

Pero sin duda, el sector que más nos ha gustado es el que se encuentra al otro lado del valle, en su vertiente norte, por lo que la nieve polvo se conserva más tiempo. Las zonas a las que accedemos mediante el telesilla de Pourteilh o el telesilla de Prade Verde, son las mejores para salir de las pistas. Este sector es divertido: con rocas, algún árbol, tubos, enriscadas. Es una zona adecuada para el freeride, y no suele ser demasiado avalanchosa al estar interrumpida por bosquetes y roquedos. Durante los días de mal tiempo es una de las mejores opciones.

El sector de Le Pourteilh y Quatre Termes

Quatre Termes:

Si estamos dispuestos a andar un poco, el circo formado entre el Pic de Quatre Termes y el Pic d`Espade, son el escenario perfecto para trazar líneas bellas y exigentes. Pero además, podemos acceder a dos itinerarios preciosos fuera de las aglomeraciones: uno nos llevará por un valle detrás del Pic Quatre Termes hasta la parte baja de La Mongie; el otro va por el valle detrás del Pic d’Espade hasta Tournaboup en Bareges. Para llegar al comienzo del primero, tendremos que andar 30 minutos hacia el este hasta la brecha de Contade que da acceso a la otra vertiente este del Quatre Termes, desde donde unas palas algo empinadas nos conducen al fondo del valle. El segundo se accede en quince minutos subiendo por una corta canal a una ventana en la muralla rocosa que nos asoma a la vertiente sur, al Lago d’Agalops. Un amplio y fácil itinerario que parte hacia el suroeste y va encajonándose en el valle y girando hacia el norte rodeando por el sur el Pic d’Espade y el Pic de Caubere, hasta encontrarse tras una larga diagonal, con la pista negra de Caubere. ¡¡No os lo perdáis!!

La brecha por la que accedemos al Lago d’Agalops

Caubere:

En la zona de Tournaboup encontramos los telesilla de Caoubere y Castillon que nos permiten ampliar los horizontes de los fuera de pistas. Desde el primero accedemos a todo un sector limitado por las pistas negra y roja de Caubere, con amplias palas y algunos tubos. Esta zona suele ser bastante avalanchosa ya que es terreno convexo y con fuerte insolación. Desde el segundo telesilla podemos trazar una diagonal hacia el valle que va al Lago d’Escoubous y que nos permite acceder a otros grandes palones, estos más protegidos del sol y que conservan mejor la nieve polvo.

Sector de Caubere

Sector de Castillon

Piquette:

En la zona baja de Bereges nos encontramos al abrigo de un precioso bosque mixto en el que los árboles de hoja perenne (abetos y pinos), se mezclan con los de hoja caduca (abedules, alerces y hayas). Esquiar por la zona de Laquette o de Ayrè es un puro placer, y más si la nieve polvo abunda. Es la zona perfecta para resguardarse en los días de mal tiempo, aunque salir de las pistas no siempre es fácil por lo denso del bosque.

En los bosques de Lienz, reponiendo fuerzas en Chez Louisette.

Sin duda, Grand Tourmalet es una de las mejores estaciones de los Pirineos, grande y variada, pero con rincones preciosos donde protegernos los días de malas condiciones. Y en todo viaje a esta estación no puede faltar la visita a uno de los lugares más interesantes para el freeride del Pirineo: el Pic du Midi de Bigorre. Sus descensos de hasta 1500 m de desnivel por nieve virgen, os los contaremos en el siguiente artículo.

Texto: Luis Pantoja; Imágenes: RECmountain

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride