Park City: el powder de Utah

En el Big Cottonwood Canyon se encuentra Park City, una pequeña ciudad que conserva todavía el ambiente del lejano oeste americano en sus calles. Y lo más importante: desde ella podemos acceder en pocos minutos a las tres estaciones de esquí que la rodean: Park City Mountain, Deer Valley y The Canyons.

Ficha Técnica                                          Mapa de Situación

                          

El pueblo de Park City se ha desarrollado gracias a la riqueza de sus montañas. Primero por sus minas de oro y plata y después por la nieve que las cubría: el famoso powder de Utah. Conserva el ambiente del tradicional pueblo del lejano oeste con sus construcciones de madera pulcramente conservadas, restaurantes de todo tipo, garitos con música en vivo, tiendas de artesanía, galerías, etc.

Main Street de Park City en los años de la fiebre del oro.

Escultura en homenaje a los colonizadores que ya utilizaban esquís.

El autobús que lleva a los tres núcleos esquiables.

Park City Mountain:

Sus montañas no son nada agrestes, con bosque de aspen y pino rojo hasta las mismas cimas a más de 3000 m. Gracias a esa altitud la nieve conserva una calidad excepcional. La densidad de instalaciones es pequeña en comparación con la superficie que abarcan: sus 16 remontes se extienden por 8 montañas diferentes. Ocupa una extensión de 1300 hectáreas, con 108 recorridos entre pistas e itinerarios sin pisar. La proximidad de sus pistas al pueblo, hace que muchos equipos de competición entrenen aquí, encuentrándose el super pipe más grande de América del Norte.

Aquí todo es a lo grande: gigantescos módulos en el park.

Las pistas son muy amplias y están perfectamente pisadas. La mayoría discurren entre árboles proporcionando un ambiente agradable aún cuando esté nevando. La zona más cercana a la base de la estación, los sectores de Pay-day, Crescent, Bonanza y Silverlode, es relativamente fácil y sencilla. En la zona más alta de la estación es en donde encontramos los recorridos de mayor dificultad, a los que accedemos con los remontes Jupiter, Pioneer, McConkey´s. Aquí abundan los itinerarios de uno ó dos diamantes. Estos itinerarios son como las pistas negras o itinerarios fuera de pista de Europa. La mayoría de los descensos de dificultad discurren por “bowls” entre el bosque (tubos libres de árboles, estrechos y empinados), entretenidos y divertidos. Esquiar por aquí justo cuando acaba de nevar será una de esas experiencias que nunca olvidaremos.

Cortos paseos nos llevarán a los secores más interesantes.

Bosques de pino rojo y aspen.

Deer Valley:

Esta exclusiva estación, en la que el snowboard está prohibido (¿?), ofrece unos servicios al más alto nivel de exigencia. Las pistas están pisadas con una precisión milimétrica y jamás encontrarás una irregularidad en ellas. Se extiende por seis montañas, desde los 2000 m de su base hasta los 2920 m de Empire Mountain. Posee 22 remontes mecánicos con los que accedemos a 99 recorridos de los cuales el 27% es para principiantes, el 41% de nivel medio y el 32% para expertos.

Zona de bumps en Bald Eagle Mountain.

La zona baja, Little Baldy Peak y Bald Eagle Mountain, ofrece variedad de pistas, en general sencillas pero con algunos itinerarios de un diamante interesantes. En esta zona hay algunas pistas que no pisan y están dedicadas al descenso de “baches”. Más allá, las montañas Flagstaff, Bald y Empire constituyen las tres zonas principales en la parte más alta de la estación. De todas ellas descienden pistas fáciles, pero en las dos últimas abundan también los itinerarios de uno y dos diamantes. En este último sector encontramos también los tubos más empinados de estas estaciones: Daly Chute y Daly Bowl. Estos tubos son cortos pero interesantes y requerirán de arrojo y técnica para su descenso. Se encuentran en una de las pocas zonas de rocas de por aquí y los más atrevidos podrán pegarse algún que otro vuelo.

Bajando desde Empire Mountain, la zona más alta de la estación.

En el sector de Daly se encuentran las bajadas más empinadas de la estación.

The Canyons:

Nos ofrece una gran extensión esquiable con un ambiente más Freeride. Es la más grande en extensión y, quizás, la más montañera de las tres estaciones próximas a Park City. Cuenta con 1500 hectáreas esquiables, extendidas por ocho montañas que alcanzan hasta 3045 m de altitud. Sus 18 remontes nos proporcionan 167 variados itinerarios y sectores para todos los gustos.

Enormes pinos rojos crecen entre los aspen.

La primera zona que nos encontramos al llegar, y núcleo central de la estación, es la de Tombstone, Mid Mountain y red Pine Lodge. Es una zona entretenida y variada, con pistas fáciles e interesantes itinerarios de uno y dos diamantes. Durante los días de mal tiempo, esta zona nos ofrece resguardo y todo tipo de pistas para todos los niveles. La zona más al sur de la estación, el Dream Peak y Day break, está recorrida pos pistas fáciles entre el bosque de pinos y aspen.

Los sectores de Ninety-nine y Murdock Peak tienen los mejores “fuerapistas”.

Para los más esquiadores tenemos una de las zonas que más nos han gustado de los tres centros de Park City: los sectores de Ninety-nine y Murdock Peak. El primer sector, y la cota más alta de la estación, no tiene ninguna pista sencilla para bajar. Son todo itinerarios de uno y dos diamantes empinados y exigentes, que discurren por inclinadas palas o estrechos “bowls”. A este sector merece la pena dedicarle un tiempo recorriendo todos sus itinerarios. En el sector de Murdock Peak podemos optar por la vertiente sur de bosque de aspen o la norte de pino rojo, las dos diferentes pero igualmente interesantes. Y si en estos sectores cargamos con los esquís al hombro unos minutos, podemos acceder a multitud de laderas con muchísimas más posibilidades.

Paseando unos minutos, podemos acceder a los mejores sectores freeride.

En conjunto, las tres estaciones representan un dominio esquiable inmenso, variado, al más típico estilo americano, en donde pocos remontes dan acceso a sectores muy amplios por donde disfrutar de los itinerarios de fuera de pista. Y si tenemos la suerte de que nos caiga un nevadón, disfrutaremos de una de las mejores nieves polvo del mundo.

Montañas de la cordillera Wasatch

Texto y fotos: Luis Pantoja

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
2

Publicado:

Categorías: Esquí en estación