Reportajes

Torre Cerredo, desde Caín

Una larga ascensión que nos lleva desde el Río Cares por la Canal de Dobresengos hasta el punto más alto de la Cordillera Cantábrica. Las fáciles, aunque expuestas, trepadas a la Collada Bermeja y a la misma cumbre del Torre Cerredo, hacen de esta ruta un itinerario más que entretenido. Más de 2200 metros de desnivel para disfrutar.

Ficha Técnica                               Mapa de Situación

                     

Ya hace tiempo que queríamos ascender a Torre Cerredo, no sólo porque es la más alta cumbre de la Cordillera Cantábrica, sino porque además supone superar un desnivel importante. La idea es hacer la ascensión lo más ligeros posible pero llevando lo imprescindible para que el cambiante tiempo de los Picos de Europa no nos sorprenda. Aunque no conocemos la ruta, la llevamos bien estudiada gracias a la magnífica labor documental de Jesús Sánchez Melado en su detallada web, y que os aconsejo que consultéis.

Salimos temprano de Caín a 460 m con el cielo cubierto y la previsión algo incierta pero confiando en que vaya despejando. Saliendo hacia Posada de Valdeón y pasando el Puente Grande bordeamos el pueblo y retomamos dirección norte para remontar el Sedo Mabro. Una canaleta empinada nos permite atravesar el contrafuerte rocoso y entrar en la propia Canal de Dobresengos. Desde ahí, una travesía nos lleva hasta el camino principal que sube paralelo al Arroyo de Casiellas, y después asciende hasta la Fuente del Torno a 810 m, probablemente el último punto donde rellenar de agua nuestras cantimploras.

Seguimos subiendo por la misma canal hasta el Hoyo de San Ligiesto en donde las paredes cierran el paso. A nuestra derecha asciende una canaleta que nos lleva a un bosquete de hayas, por encima de las paredes rocosas a unos 1250 m. Seguimos subiendo por la parte derecha de la canal, bordeando las grandes pedreras que caen del cordal de la Torre de Pamparroso.

Alcanzamos por fin el Hoyo Grande Bajero a 1900 m y el camino se suaviza adentrándose en este majestuoso valle. Continuamos hacia el fondo dirección al Hoyo Grande Cimero pero antes de alcanzarlo, sobre la segunda barrera rocosa, abandonamos el camino principal hacia nuestra izquierda. Remontamos las inestables pedreras de las faldas de la Torre Coello buscando una vira en diagonal hacia la izquierda, que asciende el contrafuerte rocoso bajo esta torre, y que es difícil intuir desde abajo.

Alcanzamos así la Rampa de Coello, a los pies del paredón de la torre, a 2200 m. Su trepada es muy fácil (II+), pero tiene un paso muy expuesto al tener que rodear un gran bloque por su izquierda, sobre un vertical paredón, en el que debemos extremar las precauciones ya que hay piedrillas sueltas en él. El ambiente es excepcional, con toda la canal de Dobresengos bajo nuestros pies y los paredones de la Torre Coello sobre nuestras cabezas.

Acabada la rampa alcanzamos el pedregal que fácilmente nos lleva a la Collada Bermeja a 2476 m. Sin perder altura bordeamos la Bermeja por su ladera este, buscando los pasos más sencillos de esta fácil travesía que nos lleva hasta los pies de la cara nordeste de la Torre Cerredo.

Llegamos a una evidente canal a 2560 m, que baja por esta cara nordeste de Torre Cerredo, y en donde comienza la vía normal. La trepada es muy fácil (II+) pero expuesta ya que se va ascendiendo en diagonal a la izquierda, pasando justo por encima de las paredes verticales de esta vertiente. El mayor peligro puede venir de las piedras sueltas que pueden desprenderse y desequilibrarnos o golpearnos. Debemos ser muy precavidos y dejar tiempo a otras personas para que progresen a su ritmo.

Después de rodear un gran bloque por debajo y por su izquierda, alcanzamos la corta arista hasta la cima a 2650 m de altitud. Hemos hecho un buen tiempo de 5 horas por lo que podemos aprovechar tranquilamente las fabulosas vistas de esta emblemática cima: la arista al Pico de los Cabrones, la Torre de la Palanca, el Llambrión, el Tesorero, e incluso al fondo, nuestro querido Curavacas.

Echando un último vistazo, nos asomamos para ver toda la Canal de Dobresengos hasta el mismo Río Cares. Comenzamos el destrepe sin prisas hasta el pie de vía. Atravesamos a la Collada Bermeja para deshacer el camino realizado, volviendo a tomarnos con calma el paso expuesto de la Rampa de Coello, y así disfrutar de este lugar tan excepcional.

Llegamos ya a terreno fácil, al Hoyo Grande Bajero y un poco más allá a la Canal de Dobresengos. Desde allí nos apartamos del camino habitual para descender como podemos por las pedreras hasta el hayedo y la canaleta que lleva al Hoyo de San Ligiesto. Con las cantimploras vacías alcanzamos la Fuente del Torno y continuamos por al Arroyo de Casiellas hasta el mismo Río Cares. Antes de abandonar el arroyo, aprovechamos una de sus pozas para refrescarnos del calor que aquí abajo empieza a ser sofocante.

Regresando a Caín volvemos la vista hacia arriba para intentar descubrir si se ve la cima de Torre Cerredo. Y efectivamente, encontramos el punto desde donde podemos verla, 2200 m más arriba, saliendo entre las nubes que empiezan a cubrir las montañas.

Para terminar la jornada, y buscando cielos despejados para sacar unas fotos, fuimos a Valverde de la Sierra desde donde pudimos plasmar la silueta del Espigüete recortada contra la Vía Láctea. Una imagen que nos hace revivir esas silenciosas y oscuras noches de verano en la montaña, en las que las estrellas nos arropan.

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: MONTAÑA, Trail

Foto del día 2019

Espigüete bajo la Vía Láctea

29 de Julio 2019Huyendo de la contaminación lumínica nos hemos ido a ver las estrellas a la Cordillera Cantábrica. Aunque la noche no estuvo del todo despejada, la luna nueva nos permitió contemplar la Vía Láctea sobre las cumbres de la montaña palentina. Junto al pueblo de Valverde de la Sierra, al pie de la cara oeste del Espigüete, pudimos disfrutar de las oscuras noches de verano.
Días de tormenta

24 de Julio 2019Han llegado días de tormenta. Aunque el calor no da respiro y continuamos con temperaturas elevadísimas, las tormentas se han desarrollado y han dejado ago de lluvia y bajada de las temperaturas. Han sido, en general, precipitaciones débiles acompañadas de rayos y espectaculares juegos de luces. Ayer captamos esta arcoiris doble sobre la Peña del Sol, en la Sierra de Guadarrama.
Eclipsados

17 de Julio 2019Así de impresionante pudo verse el último eclipse parcial de luna en la sierra de Guadarrama. ¡Algo especial tiene la Luna que hace surgir el amor!
Xedición del GTP

30 de Junio 2019Otro año más, y ya van diez, se ha celebrado esta fiesta del ultratrail en la Sierra de Guadarrama. La R.S.E.A.Peñalara ha realizado la décima edición del Gran Trail Peñalara, ayudado de los voluntarios sin los que no podría existir esta carrera. Fiesta en la que además del recorrido largo de 115 km con salida y llegada en el pueblo de Navacerrada, se corrieron los 60 km desde Miraflores, el Cross Nocturno de 11 km y varias carreras para los más pequeños, el Gran trail Kids. En esta edición, el calor ha sido el protagonista hacendo, más dura si cabe, esta carrera. La ola de calor ha batido records de temperatura en estas montañas registrándose en el Observatorio Meteorológico del Puerto de Navacerrada la máxima absoluta anual (32ºC) desde que se tienen registros allá por 1940. A pesar de estas duras condiciones, nos sentimos afortunados y honrados de habernos encargado de filmar y de producir el vídeo oficial en el que estamos trabajando y que pronto podréis ver.
Modo verano

12 de Junio 2019Empieza la espera para el próximo invierno. Este año será una espera larga después de un invierno ausente en estas montañas del centro. Pero ya hemos cambiado a modo verano y la escalada centra nuestra atención. Dias para escalar y vivaquear a la luz de las estrellas.
Últimos vuelos

12 de Abril 2019Aunque de forma fugaz, el invierno ha vuelto y ha permitido aprovechar unas cuantas buenas jornadas (de las mejores del año) en la Sierra de Guadarrama. Tubos que hasta ahora no se podían esquiar, se han podido descender con unas condiciones de nieve más que buenas. Álvaro, incluso, se marcó un frontflip en La Fácil de los Tubos de la Cima de Peñalara. Un vuelo con aterrizaje de revolcón. Esperemos que tengamos esta temporada alguna otra oportunidad más de volar.
Cornisas de Peñalara

4 deMarzo 2019Parece que este invierno se acaba antes, si quiera, de haber empezado. En Peñalara sólo queda nieve en los tubos y los circos, así que nos quedamos en esa zona en donde todavía podemos hacer algo. A pesar de la escasez de nieve, la cornisa de La Ceja tiene un tamaño considerable y permanece bien recongelada por lo que hemos podido saltarla, aunque con una recepción un tanto dura. Habrá que seguir esperando una cambio de tiempo que no acaba de llegar.
Volare Peñalara

24 de Febrero 2019Con estas condiciones primaverales, estamos aprovechando para darle a algunos de los saltos de Peñalara. Esperando a que la nieve se vaya reblandeciendo con el sol y el calor de estos días, algunas zonas se ponen a punto para volar, aunque con recepciones algo duras. Esta foto es de un salto de Alberto de hace unos días en el Circo de la Laguna Grande, a la derecha de la cornisa de La Ceja.
Invierno sin invierno

19 de Febrero 2019Llevamos esperando que llegue el invierno desde el año pasado pero parece que este año no quiere entrar, al menos en la zona centro de la península ibérica. Menos mal que Peñalara acumuló algo de nieve en las escasas nevadas que vinieron hace ya unas semanas. La nieve dura se transforma en las laderas de solana, en esa crema tan agradable de esquiar por aquí en primavera, aunque estemos en el invierno astronómico todavía. Pero parece que el cinturón de anticiclones tropicales que se adueña de estas latitudes en verano ya no nos abandona ni en invierno. Las borrascas frontales resbalan hacia el norte mostrando otro claro indicador de que el clima se está calentando a nivel global. Esperemos que cambie esta situación… (Foto Kike Ribas, Revista Nix )
Por fin Peñalara

5 de Febrero 2019Por fin tenemos la sensación de que ha llegado la nieve a la Sierra de Guadarrama. No muy abundante, no muy polvo, pero aquí está para aprovecharla mientreas se pueda. Después de las nevadas incluso se podían encontrar bajadas con nieve polvo suelta, aunque la mayor parte de las zonas estaba “apretá” por el viento, compactada por las rachas de más de 100 km/h que hubo, durante y justo depués de las nevadas. Todavía se mantienen zonas muy duras en las crestas más venteadas y en las umbrias, aunque las temperaturas están elevándose y la nieve empieza a transformarse rápidamente.
Esquí-Alpinismo

2 de Febrero 2019Llevamos unso días de mal tiempo en los que se han producido lluvias, nevadas y vientos fuertes que han dejado unas condiciones perfectas para jugar con los piolos por los corredores y resaltes rocosos, y para poder luego bajar con las tablas. Aunque para esquiar no son las mejores condiciones por la nieve dura de algunas zonas y las costras de otras, en general se pueden encontrar zonas de nieve polvo bastante compacta por el viento fuerte que está soplando. En la foto Alberto subiendo por el Tubo de Zabala.
Lluvia engelante

24 de Enero 2019Después de la nieve caída con la que por fin parece que se asienta el invierno en la Sierra de Guadarrama, la subida de las temperaturas y la niebla han humedecido el manto. Pero por encima de los 2000 m, se ha producido un episodio de lluvia engelante que ha dejado una gruesa costra de hielo en superficie. Aunque durante las horas en las que llovió algo se produjeron algunos aludes (el habitual de la cornisa de Peñalara) ahora el manto se encuentra estabilizado. Cuidado con las placas de hielo que todavía perduran.
Ruau esquiable?

12 de Enero 2019Aunque la nieve casi no se ve, haberla, hayla. Porteando esquís hasta la cima de Peñalara, Alberto se ha bajado el Tubo Ruau. Ahora, más que nieve dura se ha encontrado nieve piedra. Cualquier caída puede tener graves consecuencias. Mucho cuidado estos días con la escasez de nieve y abundancia de piedras aflorando.
Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Foto del día, NOTICIAS

Curavacas: Senda del Notario

Esta es una de las rutas más interesantes para ascender este precioso pico palentino. A través de ella podremos adquirir una visión casi completa de esta montaña ya que la rodea por todas sus vertientes. El itinerario que comienza por la cara sur, bordea al pie de las paredes de su vertiente este para atravesar su cara norte y acabar en la cima por su lado oeste. Y normalmente no te encontrarás a nadie.

Ficha Técnica                    Mapa de Situación

                   

El Curavacas siempre ha atraído nuestra atención y tanto nos gusta que volvemos una y otra vez, en verano y en invierno, con esquíes o con zapatillas. Esta vez quería “trailear” por la interesante y entretenida Senda del Notario, nombre que toma de Luis García Guinea, notario de Cervera de Pisuerga hacia 1940, enamorado del Curavacas y quien tantas veces ascendió por esta ruta. La mejor información sobre ella la podéis encontrar en dos libros imprescindibles de la montaña palentina: “Ascensiones en la Montaña Palentina” de David Villegas y Vidal Rioja (Ed. La Pedrera Pindia); y “Curavacas y Espigüete” de Tente Lagunilla (Ed. La Escalera).

Amanece en Vidrieros con el telón del fondo del murallón de la vertiente sur del Curavacas formada por la cumbre Este (2524m), el Pico Medio (2475m) y la cumbre Oeste (2504m). Esta vez voy solo y con una ligera mochila con lo imprescindible: agua, comida, forrito, chaqueta ligera, gorra, gafas, crema solar, teléfono, cámara y kit de emergencia.

La ruta sale del pueblo de Vidrieros (1325m) y asciende por el camino del Arroyo Cabriles hasta los prados del mismo nombre. Allí se sigue por el sendero bien marcado que por La Pedrera sube hacia el Callejo Grande. Justo antes de entrar en Callejo, al pie de las primeras paredes, hay que desviarse del camino principal hacia la derecha para ascender en travesía hasta el Collado del Hospital o Collado de Cabriles (2154m). Este paso se encuentra justo al pie de las paredes del Risco del Hospital, el Diente del Oso y la Torre del Callejo Grande, que forman la cresta que separa la vertiente sur y la este del Curavacas.

Desde el collado se abre a nuestros pies la Cuenca del Hospital con la laguna del Pozo del Hospital que baja hasta el Valle de Pineda. Según se baja este valle van apareciendo a nuestra derecha las paredes rocosas de la cara Este del Curavacas, por donde discurren las famosas vías de la Diagonal o la Directa del Fraga. Bajo la pared del Escudo (2020m) y antes de llegar al pie de los Picos del Rebeco, se gira a la izquierda para afrontar la subida a la Pedrera Pindia.

Subiendo la Pedrera Pindia se deja a la derecha las paredes que conforman la Cola del Curavacas hasta los Picos del Rebeco, con dos diedros característicos que no son hoy el objetivo. Por encima de la pedrera, entre las paredes rocosas, se encuentran dos brechas: la de la izquierda es el Segundo Paso y la de la derecha la Brecha Muerta. Hay que dirigirse a esta última que es algo más fácil y evidente.

Mientras se va trepando por la zona derecha del diedro que lleva a la Brecha Muerta, van apareciendo distintas agujas recortándose contra el azul del cielo: la Aguja Olvidad, la de Los Guerreros, la Flecha y la más significativa, la Placa Amarilla. La trepada es fácil y hay muchas alternativas que nos van llevando de manera entretenida hasta la brecha que separa esta vertiente este de la cara norte de la montaña.

Ya en la Brecha Muerta (2341m) se entra en la cara norte del Curavacas, en donde podemos optar por descender en oblicuo hasta el pie de la pared, o introducirnos en la misma pared norte que es lo que haremos. Tras bajar unos pasos, hay que dirigirse hacia la izquierda por unas estrechas terrazas sobre las paredes hasta una canalona. Desde allí se puede ascender hasta el Segundo Paso y alcanzar La Llana por donde subir a la cumbre, o seguir en diagonal ascendente por las terrazas que surcan los cortados de la pared norte.

Por estas terrazas fáciles, aunque expuestas, se alcanza la Meseta Inclinada que nos deja en el collado de la salida de la canal Sur Directa (2470m). Desde allí, ya sólo queda subir los últimos metros por el lado oeste de la montaña hasta la cima del Curavacas (2524m) y disfrutar de las magníficas vistas hacia el Espigüete, la Peña Prieta o los Picos de Europa.

La bajada más sencilla y rápida se hace por la ruta normal del Callejo Grande. Hay que bajar hacia el este hasta alcanzar la Llana y enseguida arrimarnos a nuestra derecha hasta la Horcada del Callejo Grande (2465m) justo al oeste de la cumbre de la Torre del mismo nombre. Se destrepan fácilmente los primeros metros de la Horcada para seguir bajando, ya por la cara sur, por el itinerario bien marcado del Callejo. Al pie de las paredes del Risco del Hospital enlazamos con el itinerario de subida para llegar al Arroyo de Cabriles en donde podemos refrescarnos con sus frías aguas.

Sólo en la ruta normal nos hemos cruzado con gente y hemos podido disfrutar de la soledad de la montaña en toda la Senda del Notario, algo que cada vez va siendo más difícil en nuestra geografía. Y ahora por la tarde, las nubes se apoderan de la montaña y entre sus girones plateados se recortan las agujas y los contrafuertes verdinegros de esta impresionante mole de conglomerado. El Notario nos ha contagiado su amor por el Curavacas.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: MONTAÑA, Trail

Vídeo del GTP 2019

X edición del GTP. Vídeo oficial del Gran Trail Peñalara 2019 que la RSEA Peñalara ha organizado en su X edición, en sus tres distancias:
– Cross Nocturno Navacerrada de 12 km en el que los ganadores fueron Antonio Alcalde y Cristina Trujillo.
– Trail Peñalara de 60 km ganados por David López Castán y Cristina Saturnino.
– Gran Trail Peñalara de 115 km que ganaron Jesús Gil y Gemma Arenas.
Más información en www.grantrailgtp.com

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Eventos, MONTAÑA, Trail

Vídeo de Auroras en Islandia

Island Northern lights ¿Cómo se ven las auroras? Viendo tan sólo una foto es muy difícil imaginarlo, y normalmente siempre que vemos vídeos, son timelapse, es decir, videos en los que cada fotograma es una foto en exposición y el movimiento queda a cámara rápida. Las primeras tomas de esta pieza son vídeos a tiempo real, tal y como los ojos lo captan (más o menos). Hemos montado este video de timelapse con mucho mimo, merece la pena después de la pereza y el frío, de pasar media noche sin dormir para conseguir un trocito más.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
1

Publicado:

Categorías: Meteorología

Morezón, canal de La Uña

Esta canal se encuentra en la vertiente oeste del Morezón, entre los contrafuertes rocosos que la separan de su cara norte. Una estrecha entrada entre rocas que da acceso a unas palas amplias que nos llevan a una salida también estrecha y empinada que no siempre es accesible con los esquís. Una canal que teníamos pendiente y que por fin pudimos realizar en la primavera del 2018.

Ficha Técnica                                   Mapa de Situación

                        

El Morezón presenta una vertiente oeste amplia que vierte directamente a la Laguna Grande. Es la entrada más directa e interesante al Circo desde la Plataforma. Normalmente se desciende el itinerario que llamamos la “Oeste Directa” http://recmountain.com/morezon-directa-de-la-cara-oeste/ , una ruta con pendiente no muy fuerte pero mantenida hasta el final, y que presenta una parte baja algo laberíntica cuando hay escasez de nieve. Mirando el Morezón desde enfrente, a la izquierda de este itinerario tenemos otro igual de interesante, la “Cara Oeste”, y más a la izquierda y tras un espolón rocoso, se dibujan “Los Embudos” http://recmountain.com/embudos-del-morezon/ , la línea más técnica y bonita de esta montaña. Pues todavía más a la izquierda encontramos “La Uña”.

Aprovechando el buen final de temporada de este año 2018 y ya con unas condiciones casi veraniegas, remontamos desde el Prado de las Pozas junto a los torrentes que van rebosantes de agua y de vida. Ya desde el principio vamos ascendiendo sin perder de vista el cielo: las amenazantes nubes se van desarrollando con rapidez, más de lo esperado y, aunque sabemos que llegarán las tormentas, esperamos que nos dé tiempo a rematar esta temporada tan provechosa en la que hemos podido descender varios de nuestros objetivos del “Proyecto Gredos” http://recmountain.com/riscos-del-frances-canal-recta/ .

Comenzamos bajando la zona más empinada de la Pala Amezúa en la cara norte del Morezón para enseguida, Arrimarnos al espolón noroeste de esta montaña, que separa la cara norte de la oeste. Encontramos la nieve primavera ni muy blanda ni muy dura. Perfecta para intentar el descenso de La Uña.

Lo primero es acertar con la portilla que da acceso a la canal y no equivocarnos de bajada ya que alguna está cortada en este final de invierno. Alberto con su buen olfato la encuentra a la primera. Una pequeña brecha por la que podemos atravesar la cresta rocosa. Pero la tormenta se desata y tenemos que refugiarnos bajo un bloque de piedra hasta que la lluvia, nieve y granizo nos dan una tregua. Por fin parece que este primer núcleo tormentoso está pasando de largo, y esperando que antes de que llegue el próximo podamos descender la canal, comenzamos el descenso.

El primer tramo es de los que le gustan a Alberto, estrecho, expuesto, empinado, entre rocas. Pero despacito, y apoyando los cantos entre las imperfecciones de la roca, conseguimos pasar esta compleja entrada. Es posible que en años con más nieve, este paso no sea ningún problema, pero ahora necesita de concentración.

Tenemos bajo nuestras suelas la zona intermedia de la bajada: una pala algo empinada que se va ampliando según descendemos. Todo este sector que no es difícil, mantiene eso sí, la exposición ya que la canal va girando a izquierdas y cualquier caída te llevaría contra las rocas y cortados que hay por debajo.

En esta zona intermedia tenemos la suerte de que hasta se cuelan los rayos de sol entre los cumulonimbos. Disfrutamos de unos buenos giros antes de llegar a la parte final que no sabemos cómo nos la vamos a encontrar.

Llegamos a la embocadura de una estrecha canal que vuelve a empinarse y que desde aquí arriba no acertamos a ver si tendrá o no continuidad. Nos vamos introduciendo en la canal que cada vez se estrecha más. Unos giros de precisión entre las planchas de roca, nos llevan hasta el último paso complicado.

Vemos que la línea de nieve tiene continuidad hasta la pala de abajo, pero el paso es una columna de nieve hueca en el que sólo apoyan los patines. Nos planteamos pasarlo haciendo un recto y frenar pasada la columna, pero la zona de frenado está dura y tiene unas rocas aflorando. No vemos viable esa opción e intentamos pasarla con los esquís puestos pero tras intentarlo ambos, llegamos a la misma conclusión: es muy posible que la columna se desmorone y caigamos al agujero de varios metros entre rocas. Si esto ocurre es mucho peor llevar las tablas, así que nos descalzamos y descolgamos los esquís al otro lado del agujero, en el interior de la cueva formada. Con los crampones puestos destrepamos la columna con suavidad máxima y conseguimos pasarlo.

Mientras hemos estado haciendo las maniobras la tormenta se ha desatado sin clemencia alguna. El granizo nos azota la cara y los rayos no dejan de caer alrededor. Pero tenemos que salir de allí cuanto antes ya que de la cueva chorrean cascadas de agua que pueden conducir las descargas. Fuera ya de la canal nos acurrucamos mientras la tormenta explota, en espera de que pase cuanto antes.

Por fin volvemos a tener un respiro entre tormentas y nos lanzamos Pala Amezúa arriba rápidamente, con la esperanza de que nos dé tiempo a volver a La Plataforma. Y tenemos suerte: disfrutamos de estas laderas finales de la bajada al Prado de Las pozas con las nubes rodeándonos y amenazándonos, pero sin rayos.

La canal ha resultado la guinda a una fructífera temporada para nosotros, de descensos en esta sierra. Llevamos cuatro años del “Proyecto Gredos” y nos parece que esto no ha hecho más que comenzar.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE LA SIERRA DE GREDOS

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: ESQUÍ, Esquí de Montaña

Nivo Guadarrama 2018/19

Historial de la temporada:

ESTADO DEL MANTO NIVOSO: Las últimas precipitaciones han acumulado entre 20 y 40 cm de nieve reciente sobre el suelo desnudo con una cota de nieve relativamente baja para esta época del año, unos 1200 m de altitud. La nieve se ha humedecido enseguida pero el frío nocturno ha hecho que se conserve y rehiele en cotas altas y laderas umbrías.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Sin peligros reseñables.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO: Las últimas precipitaciones han dejado unos 60 l/m2 que han sido en forma de lluvia primero, y nieve después, y además acompañadas de fuertes vientos del noroeste. Esto ha provocado que se acumulen entre 20 y 30 cm de nieve nueva, que en cotas altas y umbrías reposan sobre una base anterior endurecida. En las últimas horas, la subida de las temperaturas ha vuelto a dejar lluvias hasta en cotas altas, humedeciendo mucho el manto y con episodios de lluvia engelante en altitudes por encima de los 2000 m. Aunque el manto es todavía escaso y sigue disminuyendo, en zonas altas de hoyas y tubos puede alcanzar entre 20 y 40 cm.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Sin peligros reseñables.

top
ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Nieve costra ligera que rompe al pisar.
Espesores de nieve: Las últimas nevadas han acumulado entre 15 cm a 1800 m y 25 cm a 2100 m, con acumulaciones de más de 50 cm en laderas altas de sotavento (este y norte).
Estructura del manto: En hoyas y tubos de umbrías y por encima de 2100 m, todavía perdura el manto antiguo con una base húmeda y otra capa superior de costra de rehielo. Sobre esta base en donde aún perduraba, o sobre el suelo desnudo en el resto del terreno, la nevada nueva se estratifica con dureza progresivamente menor hacia las capas externas, y con una ligera costra de rehielo en superficie.
Tests de estabilidad: En los test de estabilidad efectuados, la costra fina superficial y la capa subyacente de nieve reciente muy blanda (dureza de puño) de unos 20 cm, rompían en la primera tanda de golpes (CT).

PELIGRO DE ACCIDENTES: Se han producido aludes pequeños de placa, de nieve venteada, en las zonas más empinadas de los tubos de la vertiente sureste de Peñalara del Circo de la Laguna Grande y zona cimera (se han observado 5). Existe peligro de aludes pequeños de placa, por nieve venteada, únicamente en las hoyas y tubos en donde quedaba manto antiguo, por encima de 2200 m y en orientaciones este y nordeste en donde ha habido acumulación. Las próximas precipitaciones previstas, con la cota de nieve oscilando entre los 1600 y 2000 m, podrán hacer que la situación cambie sustancialmente.

IMG_20181124_143922_517_P

top
ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Debido a las pasadas precipitaciones en las que se han alternado lluvias y nieve, con episodios de lluvia engelante, el manto se encuentra helado en superficie en todas las orientaciones, reblandeciéndose ligeramente en las solanas al mediodía. Por encima de 2200 m podemos encontrar alguna zona con nieve polvo compacta.
Espesores de nieve: Las últimas nevadas han acumulado entre 10 cm a 1800 m y 25 cm a 2100 m, con acumulaciones de más de 50 cm en laderas altas de sotavento (este y norte).
Estructura del manto: Por debajo de esta capa de hielo muy sólido existe un estrato más blando de nieve seca formado por partículas reconocibles y grano fino, y en donde persistía el manto antiguo (umbrías por encima de 2200 m) hay una capa de grano redondo recongelado.
Tests de estabilidad: En los test de estabilidad efectuados no se produce rotura (CT).

PELIGRO DE ACCIDENTES: El peligro mayor lo constituyen las placas de hielo susceptibles de provocar resbalones. Además, la escasez de nieve provoca el que afloren muchas rocas que en caso de caída pueden agravar las consecuencias.

2018_11_La Bola

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: El persistente anticiclón con ausencia de precipitaciones y una fuerte inversión térmica, han provocado la fusión del manto de una manera generalizada. Sólo se conserva nieve en las zonas de umbría más altas, por encima de los 2000 m y sobre todo en caras norte o nordeste. Las heladas nocturnas, aunque débiles, han transformado y endurecido el manto, conservándose así durante buena parte del día. La escasez del manto hace que afloren rocas por todas partes.
Espesores de nieve: El espesor es escaso y sólo en hoyas y tubos por encima de los 2100 m, en donde las nevadas acumularon nieve (norte y nordeste), podemos encontrar entre 10 y 20 cm con alguna zona de hasta 40 cm.
Estructura del manto: Se reconocen dos estratos correspondientes a los dos episodios de nevadas importantes de esta temporada, formadas por grano redondo en la inferior y grano redondo y fino en la superior.
Tests de estabilidad: En los test de estabilidad efectuados no se produce rotura (CT).

PELIGRO DE ACCIDENTES: El peligro lo constituyen las placas de nieve dura susceptibles de provocar resbalones. Además, la escasez de nieve provoca el que afloren muchas rocas que en caso de caída pueden agravar las consecuencias.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Después de más de un mes de anticiclón la nieve solo se ha mantenido en las umbrías de las zonas más altas, por encima de los 2100 m y en caras norte (NW-NE). Las heladas nocturnas mantienen la poca nieve que hay, dura como la piedra.
Espesores de nieve: El espesor es escaso y sólo en hoyas y tubos umbríos, por encima de los 2100 m, podemos encontrar entre 10 y 20 cm con alguna zona de hasta 30 cm.
Estructura del manto: El manto está formado en todo su espesor por grano redondo fuertemente recongelado.
Tests de estabilidad: No se han realizado por considerarse innecesarios.

PELIGRO DE ACCIDENTES: El peligro lo constituyen las placas de hielo y nieve dura susceptibles de provocar resbalones. Además, la escasez de nieve provoca el que afloren muchas rocas que en caso de caída pueden agravar las consecuencias.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Tras las últimas nevadas se produjo un episodio de lluvia engelante que ha formado gruesas costras de hielo por encima de los 2000 m. Por debajo de esa cota tenemos nieve primavera.
Espesores de nieve: Hay acumulados en torno a los 30-40 cm a 1800 m y 60-80 cm por encima de esa cota, con acumulaciones superiores en vertientes norte y este.
Estructura del manto: El manto está formado por una costra de hielo de 3 cm sobre un estrato de 15 cm de nieve muy húmeda y otro debajo de otros 15 cm de nieve húmeda. Por debajo existe una fina costra de rehielo sobre otros 30 cm de nieve seca de grano fino. En donde quedaba nieve antigua, estas capas se asientan sobre un estrato de nieve dura fuertemente transformada.
Tests de estabilidad: Los tests realizados no indican inestabilidad.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Mientras el nuevo manto se humedeció con las lluvias caídas se produjo un episodio de aludes en el que se observó la caída de uno mediano en el Circo de la Laguna Grande de Peñalara. Tras formarse la gruesa costra de hielo, la inestabilidad se ha reducido de manera importante. Las costras de hielo pueden producir accidentes por resbalones.

top
ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Tras las últimas nevadas se produjo un episodio de lluvia engelante que ha formado gruesas costras de hielo y placas de nieve muy dura por encima de los 2000 m. Por debajo de esa cota tenemos costras más débiles que rompen al pisar.
Espesores de nieve: Hay acumulados en torno a los 25-35 cm a 1800 m y 60-80 cm por encima de esa cota, con acumulaciones superiores en vertientes norte y este.
Estructura del manto: El manto está formado por una capa de nieve muy dura o hielo de 4 cm sobre estratos de nieve muy seca compactada con predominancia de grano fino. En medio de este estrato existe una capa en la que se observa nieve menos transformada de partículas reconocibles. Por debajo los estratos son menos compactos y ligeramente humedecidos. En donde quedaba nieve antigua, estas capas se asientan sobre un estrato de nieve dura fuertemente transformada. El manto presenta gradiente térmico débil pero con alguna zona que llega a ser moderado justo en la capa de partículas reconocibles.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión resultan negativos. Los de la pala rompen empleando gran fuerza a unos 40 cm de profundidad.

PELIGRO DE ACCIDENTES: La gruesa capa de nieve dura y de hielo otorgan gran estabilidad al manto. Las placas de hielo pueden producir accidentes por resbalones.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

 

Nieve en superficie: Se han producido precipitaciones de lluvia hasta cotas altas, aunque por la noche las temperaturas han ido descendiendo y ha acabado con nevadas que han acumulado unos 20 cm de nieve nueva. En superficie encontramos nieve polvo venteada aunque en crestas afloran capas de nieve dura más antiguas, y en cotas bajas la nieve permanece más suelta.
Espesores de nieve: Hay acumulados en torno a los 35-45 cm a 1800 m y 70-90 cm por encima de esa cota, con acumulaciones superiores al metro en vertientes este.
Estructura del manto: El manto está formado por una capa de nieve húmeda en cotas bajas y reciente venteada por encima de 2000 m. Bajo esta última nevada hay capas de nieve seca con grano fino, partículas reconocibles y una fina capa debajo de granulada poco cohesionada. Por debajo la nieve se encuentra fuertemente transformada y endurecida alternandose costras de rehielo y capas de grano redondo compactas que otrogan estabilidad. El manto se encuentra prácticamente isotermo excepto la zona superior de granulada en donde encontramos gradiente moderado.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión rompen con sobrecargas moderadas a unos 20 cm de profundidad, y con sobrecargas fuertes a unos 40 cm en la zona de granulada.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Se pueden producir aludes de tamaño pequeño e incluso mediano por sobrecargas moderadas en las zonas de acumulación a sotavento de los vientos dominantes del Oeste. Hay peligro de caída por resbalones en las placas de nieve dura que afloran en las zonas expuestas al viento. Con el cambio de la meteo podría cambiar la situación.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

 

Nieve en superficie: En general encontramos nieve primavera sujeta a procesos de deshielo-rehielo. En cotas altas podemos encontrar también algo de nieve venteada en las umbrías, y placas de nieve dura o hielo en las zonas expuestas a los fuertes vientos del oeste y norte que se registraron durante las últimas nevadas.
Espesores de nieve: Hay acumulados en torno a los 30-40 cm a 1800 m y 70-90 cm por encima de esa cota, con acumulaciones superiores al metro en vertientes este y sureste.
Estructura del manto: Bajo las capas superficiales de nieve húmeda y transformada (g. redondo) se observan estratos de nieve seca compacta y menos transformada (g.fino) entre las que hay alguna fina capa con nieves menos transformadas (p. reconocibles y n. granulada) . Por debajo la nieve se encuentra fuertemente transformada y endurecida alternandose costras de rehielo y capas de grano redondo compactas que otrogan estabilidad. El manto se encuentra prácticamente isotermo o con gradiente débil.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión no rompen o lo hacen con sobrecargas fuertes a unos 20 cm de profundidad, y con sobrecargas muy fuertes a unos 40 cm por encima de la nieve más antigua.

PELIGRO DE ACCIDENTES: La situación es favorable aunque no se descartan coladas de nieve húmedfa en las horas de más calor y laderas más insoladas, o que una sobrecarga muy fuetrte como la caída de alguna cornisa, arrastre alguna pequeña placa. Hay peligro de caída por resbalones en las placas de nieve dura que afloran en las zonas expuestas al viento. La situación tiende a continuar.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: En general encontramos nieve primavera sujeta a procesos de deshielo-rehielo. En cotas altas encontramos también nieve dura que en las umbrías persiste durante toda la jornada.
Espesores de nieve: Hay acumulados en torno a los 15-25 cm a 1800 m y 50-80 cm por encima de esa cota, con acumulaciones superiores al metro en vertientes este y sureste.
Estructura del manto: Bajo las capas superficiales de nieve primavera (g. redondo) se observan estratos de nieve seca compacta y menos transformada (g.fino). Por debajo la nieve se encuentra fuertemente transformada y endurecida alternandose costras de rehielo y capas de grano redondo compactas que otorgan estabilidad. El manto se encuentra prácticamente isotermo.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión no rompen.

PELIGRO DE ACCIDENTES: La situación es favorable aunque no se descartan coladas de nieve húmeda en las horas de más calor y laderas más insoladas, o que una sobrecarga muy fuetrte como la caída de alguna cornisa, arrastre alguna pequeña placa. Hay peligro de caída por resbalones en las placas de nieve dura que persisten sobre todo en las umbrías. La situación tiende a continuar.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: En general encontramos nieve primavera sujeta a procesos de deshielo-rehielo. En cotas altas encontramos también nieve dura que en las umbrías persiste durante toda la jornada.
Espesores de nieve: Hay acumulados en torno a los 5-15 cm a 1800 m y 40-70 cm por encima de esa cota, con acumulaciones superiores al metro en vertientes este y sureste.
Estructura del manto: Bajo las capas superficiales de nieve primavera (g. redondo) húmeda durante el día, se observan estratos de nieve transformada y moderadamente endurecida (g.redondo) con varias costras de rehielo más duras entre ellas. Por debajo encontramos una base algo menos húmeda y transformada (g. fino y redondo). El manto se encuentra prácticamente isotermo y próximo a los 0ºC.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión no rompen.

PELIGRO DE ACCIDENTES: La situación es favorable aunque no se descartan coladas de nieve húmeda en las horas de más calor y laderas más insoladas, o la caída de alguna cornisa. Hay peligro de caída por resbalones en las placas de nieve dura que persisten sobre todo en las umbrías. La situación tiende a continuar.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Existe manto nivoso en alturas superiores a los 2000m en las vertientes este y norte, siendo prácticamente inexistente en las sur y oeste. Tenemos nieve primavera que se reblandece a lo largo del día, aunque en las zonas más umbrías permanece dura casi toda la jornada.
Espesores de nieve: El espesor es muy escaso, limitándose a las zonas de acumulación en circos, hoyas y canales de las vertientes norte y este, llegando a alcanzar máximos de 150 cm.
Estructura del manto: En las zonas de solana encontramos unas capas superficiales (20-30cm) sometidas a procesos de deshielo-rehielo bajo las que encontramos varios estratos de nieve transformada (g. redondo) moderadamente endurecidas y algo húmedas. En las umbrías, las capas superficiales permanecen duras casi todo el día, y bajo ellas el manto se encuentra fuertemente transformado y compactado (costras de rehielo y capas de hielo) muy duras o incluso heladas.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión no rompen.

PELIGRO DE ACCIDENTES: La situación es favorable aunque no se descarta la caída de alguna cornisa. Hay peligro de caída por resbalones en las placas de nieve dura que persisten en las umbrías. La situación tiende a continuar.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Las actuales nevadas han cubierto las montañas por encima de los 1600m con nieve polvo húmeda por debajo de los 2000m y polvo compacta por encima.
Espesores de nieve: El espesor acumulado es de unos 20 cm a 1800m y entre 40-50cm por encima de esa cota, con espesores supèriores al metro en las vertientes norte de las zonas más elevadas en donde aún había manto antiguo.
Estructura del manto: Encontramos una capa de nieve superficial polvo y algo humedecida en cotas bajas sobre otros estratos de nieve húmeda endurecida por las temperaturas bajas de estos últimos días. También encontramos otra capa más blanda por debajo. En donde aún quedaba nieve antigua, las capas nuevas no se han cohesionado a ella.
Tests de estabilidad: Los tests realizados indican inestabilidad en las pendientes más inclinadas de las zonas más propicias.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Se han observado algunos pequeños aludes en la zona alta de Peñalara. Pueden producirse pequeños aludes de placa húmeda en las zonas más propicias. La situación tiende a continuar.

close

ADVERTENCIA: Información elaborada con estudios someros y datos limitados del manto nivoso. La valoración del peligro de aludes es sólo estimativa y corresponde al momento de estudio del manto. Para mayor información consultar el BPA de la Aemet.

top
0

Publicado:

Categorías: NATURALEZA, Nivología, Seguridad

Kyrguizstán: Charkuduk Peak N

El Valle del Tyuz se encuentra en la vertiente este del Karkará Peak. Es un solitario y salvaje lugar rodeado de montañas de más de 3000 metros entre las que sobresale el Charkuduk Peak. Un blanquísimo pico con crestas fáciles por donde ascender y laderas amplias y abiertas por donde dejar nuestras huellas. Un objetivo aparentemente sencillo que nos volvió a dar una lección de humildad que no olvidaremos.

Ficha Técnica    Mapa de Situación                 Vídeo

El Valle del Tyuz:

El campamento que tiene instalado Ak-Sai Travel (https://ak-sai.com/es/ ) a la orilla del río Karkará se encuentra justo a la entrada del valle que lleva a la ladera norte del Karkará Peak, por donde hemos esquiado todos estos días atrás. Pero si continuamos por el valle principal hacia el sureste, el río va girando y nos conduce por una estrecha garganta hasta el Valle del Tyuz. Un lugar solitario y salvaje en el que te sientes pequeño entre tanta montaña. Las empinadas laderas con bosquetes de coníferas se alzan hasta los recuencos de antiguos glaciares, y más arriba sobresalen una infinidad de picos blancos e inmaculados.

Reunidos con los guías la noche antes, hacemos planes para la que será la última jornada del viaje. Nos proponen conocer este valle e intentar alguna de las muchas montañas que lo rodean. Pocas tienen nombre, sólo las más elevadas, y entre ellas podemos acceder a la cara este del Karkará, o la norte del Charkuduk, de 3380 m de altitud. Nosotros decidimos intentar este último y nos acompañará Marion, una esquiadora francesa que vive en Kazajstán y se ha animado a acompañarnos.

Durante esta última jornada las motos de nieve nos llevan río arriba desde el campamento hasta la base de la vertiente SE del Pico Karkara. Desde aquí foqueamos por unas laderas bastante bien protegidas por el bosque hasta salir de las sombras del valle y alcanzar las soleadas laderas desde las que podemos empezar a ver paisaje. Allá donde miremos podemos ver montañas y más montañas algunas de las cuales rozan los 4000 m de altitud.

Pasada la zona de bosque, las laderas se suavizan y nuestras vistas por fin alcanzan a ver las montañas que cierran el valle. Éste se ramifica en varios grandes circos, uno de los cuales es el que está enmarcado por el Karkará y por el Charkuduk. La vertiente este del primero no parece tener mucha dificultad ya que es fácil acceder a la arista este por la que llegar a la cima. Pero la vertiente norte del Charkuduk es otra cosa: las laderas son amplias y no muy inclinadas; las aristas no son afiladas; pero la carga de nieve hace que definir una ruta segura no sea sencillo. No nos ponemos de acuerdo en por dónde debemos ascender. Cualquier opción presenta zonas complejas que deberemos evaluar con cuidado y, a pesar de las reticencias que plantea Alberto, decidimos seguir avanzando hasta llegar a ellas.

Por fin llegamos a la primera zona compleja: es una zona muy poco empinada pero con formaciones dunares y trampas en forma de hoyas. Aunque la ladera sur por la que hemos ascendido hasta ahora parecía ser estable, nada más pasar los llanos próximos a la vertiente norte, nos damos cuenta que la nieve ha cambiado y probablemente encontremos las mismas condiciones de inestabilidad que los días pasados en el Valle de Karkará. A pesar de ser una zona poco inclinada, decidimos ir separados y progresar de punto seguro a punto seguro. Nuestro guía Vadim va delante afrontando la primera rampa peligrosa y en la primera zeta que hace, sus esquís se hunden alarmantemente, aunque puede continuar hasta superar la rampa. Pasamos Marion y después yo, hasta el llano seguro en el que espera Vadim. Repentinamente, mientras pasa Álvaro se oye un “woumpf” y la ladera entera se le colapsa, afortunadamente sin venirse abajo. Después de ascender los pocos metros que le quedan hasta el llano por la huella trazada, respiramos todos aliviados.

Alberto que estaba todavía abajo, nos increpa que volvamos. Hablamos con Vadim y consideramos que no es sensato seguir en estas condiciones: si habíamos tenido ese susto ahí, cómo estaría le tramo complejo que nos esperaba después. Ahora nos quedaba descender por donde habíamos subido, con el riesgo que eso conllevaba, pero no había otra alternativa. Todos atentos, vamos esquiando la ladera de uno en uno, con la mano en el tirador del ABS. Esquiamos lo más suave y rápido posible hasta la zona segura en donde nos espera Alberto que, como otras veces, es el que mejor intuye el peligro.

Decidimos cambiar de ladera y dirigirnos a la cara sur para emplear el resto del día en conocer esa vertiente del Karkara, una ladera plagada de palas y algún que otro resalte de rocas. Cómodamente alcanzamos la cresta este que en suave pendiente llega hasta la cumbre del pico. En el cordal de la cima tenemos una bonita panorámica de las cumbres de más de 4.000 metros que se alzan en los valles vecinos del sur, también de la llanura que poco a poco desciende extendiéndose hacia el norte, ya en territorio kazajo. También tenemos una buena perspectiva de la peligrosa ladera norte del Charkuduk que hemos abandonado.

Y por fin llega el momento del largo descenso por este inmenso valle, esta vez más tranquilos ya que la nieve en esta vertiente está más transformada y estabilizada. Nos lanzamos despreocupados por estas suaves y amplias laderas, disfrutando cada giro como cuando saboreas los últimos sorbos de un buen vino. Últimos giros de unas jornadas de auténtico esquí de montaña.

En el fondo del valle coincidimos con el otro grupo con el que hemos compartido campamento. Unos chavales de sesentaytantos: Anna, Rosa, María y Bartomeu. Grandes esquiadores y montañeros catalanes con los que hemos compartido un viaje inolvidable.

Hemos hecho buenas migas con nuestro guía Vadim, con el que no hemos dejado de reírnos mientras compartimos experiencias y conocimientos. Hemos aprendido del gran alpinista Oleg, guía de nuestros amigos catalanes. Nos hemos sentido como en casa, exquisitamente atendidos por todos los conductores, cocineros y demás empleados del campamento de Ak-Sai Travel. Conocer a todas las personas del equipo, para nosotros ha sido la mejor parte de esta experiencia. Sólo nos queda recoger nuestras cosas, desmontar el campamento como hacen los nómadas con sus yurtas, para seguir nuestro camino.

Comenzamos a despedirnos de esta región con esa sensación agridulce que tienen los buenos viajes cuando se acaban. Echaremos de menos estas montañas que tanto nos han hecho disfrutar, entre gigantescos árboles, ríos de agua helada, huellas de lobo y valles que aún están por descubrir. Echamos un vistazo hacia atrás para ver por última vez las laderas intocables. Pero ya no las miramos con la impaciencia de los primeros días, sabemos que este país y sus gentes siempre nos recibirán con los brazos abiertos para volver a dibujar nuestra firma en estas inmensas montañas.

Y ahora que estamos sumergidos en las aguas termales a la orilla del lago Issyk-Kul, con el viento frío de las montañas que lo rodean pegándonos en la cara, tratamos de grabar este instante en nuestras retinas con la intención de que se sumen a esos instantes intensos que componen la vida. Volveremos, Kyrguizstán.

Texto e imágenes: equipo RECmountain
:arrow: OTRA LÍNEAS ASIA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

0

Publicado:

Categorías: ESQUÍ, Esquí de Montaña