Almanzor: canal Oscura Derecha

Las Canal Oscura Derecha del Almanzor se precipita vertiginosamente hacia la cara sur de Gredos. Esta línea que comienza muy cerca de la Portilla del Crampón tiene una primera parte amplia y fácil que lleva directamente a una rectilínea canal con la pendiente mantenida en toda su longitud. En su zona final va a encontrarse con las otras dos canales oscuras principales en uno de los más salvajes rincones de esta vertiente.

Ficha Técnica                            Mapa de Situación

                     

Nos quedaba pendiente. Desde que hicimos las primeras incursiones en la vertiente sur del Circo del Almanzor, esta canal se convirtió en uno de los objetivos del “Proyecto Gredos”. Las posibilidades de esta vertiente del Almanzor son inmensas, con tres canales principales (izquierda, central y derecha) y muchos ramales secundarios estrechos y empinados. Existe otra posibilidad de descenso algo más sencillo, más a la izquierda de las canales citadas y que nosotros aprovechamos como ruta de ascenso para volver al circo. Aun así, con nieves duras o avalanchosas, cualquiera de estas posibilidades resultan muy expuestas por lo mantenido de la pendiente y las numerosas barreras rocosas que existen.

Aprovechando las tardías pero abundantes nevadas que este comienzo de primavera ha traído a Gredos, decidimos probar suerte y acercarnos para ver si la canal derecha de las Oscuras al Almanzor estaba formada. Realizamos el acercamiento al circo por la Pala Amezúa del Morezón para ahorrar algo de tiempo. Dado que el refugio Elola entre semana estaba cerrado, pensamos que podríamos intentar hacer la actividad en el día ahora que la noche tarda en llegar. Nos sorprendió encontrarnos muchos restos de grandes aludes en la mayoría de las laderas empinadas del Morezón, sobre todo en la cara oeste. Con la preocupación en la cabeza de cómo estarían las condiciones en la cara sur del circo, remontamos la Portilla Bermeja y ascendimos por el lado sur hasta una pequeña puerta en donde comenzaba la canal, muy cerca ya de la Portilla del Crampón.

Al asomarnos a la canal nos encontramos con una primera pala amplia y no muy inclinada, de unos 40º, que conducía a un estrechamiento en la cabecera de la canal propiamente dicha y en donde la pendiente aumentaba y se perdía de vista. A pesar de lo fácil que puede parecer esta parte, aquí una caída te lleva directamente 500 m más abajo. Las buenas condiciones de la nieve nos permitieron disfrutar de esta zona en donde la calidad de la nieve era perfecta para este tipo de descenso: algo reblandecida pero no demasiado.

Desde el fondo de la canal empezaban a llegar jirones de nubes cada vez más densos haciendo que por momentos perdiéramos las referencias del relieve. No era el mejor lugar para encontrarnos mala visibilidad ya que todavía no conseguíamos ver la continuidad de la canal y la nieve que hasta aquí era muy cómoda de esquiar, empezaba a volverse más irregular. Los restos de coladas empezaban a formar “goulottes” cada vez más profundas que iban convergiendo en una grande en el eje de la canal. A los lados de ellas encontrábamos nieve muy blanda pero en los toboganes de los restos de coladas aparecía la nieve antigua bastante dura.

Nos acercamos al primer estrechamiento en donde la canal puede alcanzar puntualmente casi 50º y la visibilidad empeoraba por momentos. Repentinamente la niebla lo invadió todo y no nos quedó más remedio que detenernos para esperar que pasara, ya que en esas condiciones éramos incapaces de distinguir el relieve, y en esta sección más empinada y con los toboganes de nieve dura, distinguir las irregularidades resulta imprescindible. Sentados en la pendiente esperábamos que por lo menos no se desarrollara ninguna tormenta.

Al cabo de un rato empezó a ceder la niebla y decidimos ir bajando tranquilamente, no fuera que ya no levantara en toda la tarde. Llegamos así al estrechamiento de la zona baja, en donde la pendiente vuelve a inclinarse, y giro a giro y de uno en uno, seguimos con el descenso. Una vez pasada esta sección, la canal gira a derechas y empieza a perder inclinación. Por fin parecía que habíamos dejado atrás la zona difícil y expuesta y a medida que descendíamos comenzaba a haber mejor visibilidad y dejamos las nubes más arriba. El valle apareció y la cabecera de la Garganta de Chilla brillaba algo más abajo con las luces del sol y el cielo menos cubierto. Seguimos por el fondo del valle, por los restos de aludes antiguos, hasta donde la nieve se corta, a unos 2050 m de altitud.

La Canal Oscura Derecha ha hecho honor a su nombre y hemos descendido en unas condiciones algo fantasmagóricas, proporcionando un ambiente de auténtica alta montaña y añadiendo un plus de dificultad. Llegamos a la zona ya conocida justo por encima del Charco Zarco, en donde hemos terminado los descensos en las otras dos ocasiones en las que hemos esquiado las Oscuras. Es un rincón en donde coinciden todos los restos de aludes de las canales superiores, acumulando depósitos de varios metros de espesor posibilitando esquiar unos metros más abajo.

Tras el bocata y reponer líquidos comenzamos con la agotadora subida ya conocida, que asciende hacia nuestra izquierda hasta alcanzar una cresta cómoda de seguir, justo entre la Garganta de Tejea y las Oscuras. Según remontamos vamos descubriendo más y más canales secundarias, a cada cual más empinada y estrecha, y que vamos asumiendo como futuros proyectos. Alcanzamos el Cuchillar de Ballesteros y nos metemos una buena bajada por todo el Zócalo del Almanzor, con una nieve crema perfecta. Después la remontada del Morezón y vuelta a la Plataforma tras 11 horas de auténtico palizón.

Cada visita que hacemos a este sector nos muestra nuevas posibilidades, la mayoría de ellas técnicas y exigentes, por lo que seguimos manteniendo abierto nuestro “Proyecto Gredos”.
Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE LA SIERRA DE GREDOS

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.


top
0

Publicado:

Categorías: Alpinismo, Esquí de Montaña