Nivo Guadarrama 2020/21

Estado actual:

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Las temperaturas suaves con heladas débiles nocturnas hacen que la nieve humedecida durante el día se recongele por la noche. Por la mañana enseguida se descongelada en las laderas de mayor insolación. Por la tarde el descongelamiento afecta a todas las vertientes, incluídas las norte, pero con poca humidificación.
Espesores de nieve: El manto es escaso y en muchas laderas los anclajes del suelo están a la vista. La nieve aparece de manera discontinua y está presente desde los 1800 m con espesores de 10-20 cm. A 2000 m en torno a 30-50 cm con acumulaciones de más de un metro en vertientes este y norte. En hoyas y tubos por encima de los 2100 m, el espesor puede alcanzar más de 150 cm cm de nieve.
Estructura del manto: El manto presenta unos estratos antiguos bien cohesionados y endureciudos con la presencia de alguna costra de rehielo no muy dura (4-5) y alguna capa menos dura (3). Sobre esa nieve existe una fina capa de nieve con arena del desierto de unso 2-3 cm pero que ha soldado a la base de nieve antigua. Por encima de esta capa se observa una discontinuidad con presencia de grano fino y alguna cara plana y nieve granulada, que le separa de la nieve nueva con grano fino y partículas reconocibles.
Tests de estabilidad: Los tests de compresión realizados muestran un colapso progresivo del manto a unos 30 cm de profundidad, justo en la discontinuidad de la nieve con arena y la nieve de la capa superior, aplicando una sobrecarga fuerte (golpe 18-20). Los tests de la columna extendida colapsan igualmente, pero no propagan.

PELIGRO DE ACCIDENTES: El martes 23 de febrero se produjeron algunos aludes de placa accidentales pequeños o medianos, justo al día siguiente de la última nevada. El humedecimiento posterior parece que ha estabilizado la situación por lo que pensamos que el peligro actual es débil con posibilidad de algún alud pequeño de fusión a partir de la mañana y más probables en las laderas de solana. También es posible la rotura de alguna placa, en general pequeña, y por sopbrecarga fuerte como la caída de alguna cornisa.

PERFIL ESTRATIGRÁFICO:
Detalle de la capa de nieve marrón de arena del desierto depositada en días pasados en las montañas españolas y que pueden favorecer la inestabilidad del manto:

top

Historial de la temporada:

20 de Noviembre de 2020: Aunque cayeron algunos copos en días pasados, las altas temperaturas y el anticiclón derritieron lo caído.

27 de Noviembre de 2020: Durante este otoño de temperaturas suaves y lluvias abundantes, llega la nieve a la Sierra de Guadarrama. De momento sólo se han acumulado unos 10 cm por encima de los 2000 m y algo húmeda debido a que las temperaturas no son muy frías. El viento fuerte hace que la sensación térmica sea muy baja. Veremos si esta es la primera nevada del año que aguanta.

top

8 de Diciembre de 2020: Las últimas nevadas han rellenado de nieve buena parte de los canchales y tubos de la Sierra. Los espesores van de los 15 cm a 1800 m hasta los 50 cm en los tubos y hoyas por encima de los 2000 m. El viento fuerte ha barrido la nieve de los cordales y relieves altos en donde afloran capas de nieve dura, y la ha compactado en las zonas de acumulación. Además, existe una costra interna debido a un episodio transitorio de llovizna engelante. En las zonas de observación hemos encontrado 10 cm de nieve compacta de grano fino bajo la cual hay una fina capa de nieve granulada. Por debajo de estas capas hay otras dos capas más de 10 cm cada una de grano fino. Todos estos estratos se encuentran sobre una capa base de nieve antigua. En general el manto está bien asentado.

top

12 de Diciembre de 2020: Despues de las nevadas caídas entre los días 4 y 8 de diciembre, los espesores en la Sierra de Guadarrama alcanzaban más de medio metro por encima de los 2000 m de altitud, rellenando los tubos y circos, y dejando unas condiciones completamente invernales (foto del día 9 de diciembre: tubo Ruau). Pero el día 10 y 11 cayeron unos 130 litros en forma de lluvia, prácticamente en todas las cotas, que redujeron el espesor, e incluso lo hicieron desaparecer, de buena parte de la sierra. Actualmente permanece la nieve en cotas altas, por encima de los 2100 m con espesores escasos de entre 20 y 50 cm en los tubos y circos. La nieve se encuentra endurecida en las zonas de umbría y húmeda en las orientaciones más soleadas.

top

12 de Enero de 2021: Filomena ha dejado casi la mitad del territorio español cubierto de un espeso manto de nieve. Espesores de más de medio metro en zonas en donde no es habitual ver los copos de nieve. Ciudades colapsadas y pueblos aislados como hacía muchos años no sucedía. En la Sierra de Guadarrama han caído en torno a los 30-50 l/m2, dejando nieve hasta el fondo de los valles con espesores aproximándose en general al medio metro. En zonas en donde ya se había acumulado nieve de episodios anteriores, se superan los 100 cm de nieve, con acumulaciones en tubos y hoyas de 150 cm. La nieve está polvo aunque en zonas bajas y soleadas empìeza a transformarse y fundirse.

La estructura del manto presenta homogeneidad pero con una capa superficial de unos 10-20 cm algo más densa (placa friable) que desliza con sobrecargas moderadas e incluso débiles. Bajo esta capa hay otra de unos 20-30 cm menos densa (grano fino) que se asienta sobre la nieve antigua algo más densa y compactada, y que puede romperse con sobrecargas fuertes e incluso moderadas en las pendientes más propicias. Se han reportado algunos pequeños aludes superficiales en las zonas más inclinadas de los circos orientados al sureste.

Estimamos que haya un peligro limitado de aludes 2 con posibilidad de aludes de placa friable y placa densa, por sobrecargas incluso débiles, de tamaño pequeño o mediano, en cualquier orientación por encima de 2000 m..

El anticiclón y los días soleadas indican que el manto pueda ir asentándose, pero el frío nocturno intenso puede ralentizar el proceso.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: La borrasca Filomena ha dejado unos 30-40 l/m2 de nieve en el entorno de la Sierra de Guadarrama, hasta en el fondo de los valles. En zonas bajas empieza a transformarse por el sol y calentamiento diurno con procesos de deshielo-rehielo. En zonas altas, la transformación es menos intensa, encontrándonos nieve polvo en umbrías, nieve venteada en relieves expuestos al viento, y nieve dura antigua en crestas.
Espesores de nieve: El espesor acumulado es de unos 40-60 en toda la sierra, con distribución irregular debido al viento que fue del SE durante la nevada, y de NW en los días posteriores. En hoyas y tubos por encima de los 2000m en donde se mantenía la nieve antigua, el espesor puede superar el metro de nieve.
Estructura del manto: El manto es bastante homogéneo de nieve reciente y partículas reconocibles que empieza a compactarse, aunque se observan distintos estratos separados por finas capas de nieve granulada. En los estratos más profundos, la nieve se empieza a compactar y transformar en grano fino. En las zonas en donde quedaba el manto antiguo, se encuentra recongelado. Podemos encontrar una capa superficial de unos 15-25cm susceptible de deslizar a nuestro paso, y otra más profunda a 25-35cm que colapsa con sobrecargas muy fuertes. En todo caso, el afloramiento de matorral y pedreras debido al escaso espesor, dificulta el que estos deslizamientos puedan ser de dimensiones grandes.
Tests de estabilidad: Los tests realizados indican inestabilidad únicamente en las pendientes más inclinadas de las zonas más propicias por sobrecargas fuertes, o deslizamientos superficiales por sobrecargas pequeñas..

PELIGRO DE ACCIDENTES: Pueden producirse aludes de nieve reciente o placas friables en las zonas más empinadas y por sobrecargas fuertes (sobre todo en donde persistía manto antiguo) que en general serán pequeños. La situación tiende a estabilizarse.

PERFIL ESTRATIGRÁFICO:

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: El anticiclón y la fuerte inversión térmica han transformada y reducido el espesor del manto nivoso en estos últimos días. En zonas bajas y solanas el manto se encuentra sometido a procesos de deshielo-rehielo formando costras, mientras que en umbrías de zonas altas todavía se puede encontrar la nieve en polvo, aunque en la mayoría de las vertientes hay nieve venteada con abundancia de sastruguis, y muchas laderas de nieve dura antigua aflorando, sobre todo en crestas en donde el viento ha arrastrado la nieve reciente.
Espesores de nieve: El espesor es de unos 20-50 en toda la sierra, con distribución irregular y muchas zonas de canchal y matorral aflorando. En hoyas y tubos por encima de los 2000m en donde se mantenía la nieve antigua, el espesor puede superar el metro de nieve.
Estructura del manto: El manto tiene capas de nieve de la última borrasca con predominancia de grano fino moderadamente cohesionado, entre las que se observan estratos poco gruesos en los que hay cristales facetados poco cohesionados (caras planas) y nieve granulada, que suponen capas débiles. En las zonas en donde quedaba el manto antiguo, se encuentra recongelado. En todo caso, el afloramiento de matorral y pedreras debido al escaso espesor, dificulta el que estos deslizamientos puedan ser de dimensiones grandes.
Tests de estabilidad: Los tests realizados indican posibilidad de deslizamientos superficiales  a nuestro paso, y también aludes pequeños en las zonas más propicias, por sobrecargas fuertes.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Pueden producirse aludes de placa en las zonas más empinadas y por sobrecargas fuertes (sobre todo en donde persistía manto antiguo) que en general serán pequeños. La situación tiende a inestabilizarse debido a la llegada de una nueva borrasca con nevadas y lluvias en los próximos días.

PERFIL ESTRATIGRÁFICO:

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Las abundantes lluvias de los últimos días, cercanas a los 80 l/m2, han fundido y transformado el manto en todas las cotas. La nieve en superficie se encuentra humedecida y blanda en todas las orientaciones y altitudes.
Espesores de nieve: En el fondo de los valles la nieve ha desaparecido o es muy escasa. A 1800 m el espesor ronda los 20-30 cm, con distribución irregular y muchas zonas con el suelo descubierto. En hoyas y tubos por encima de los 2000m en donde se mantenía la nieve antigua, el espesor puede alcanzar el metro de nieve.
Estructura del manto: Todo el manto se encuentra isotermo próximo a 0ºC y en general con capas de nieve húmeda o mojada de grano redondo, entre las que se observan un par de costras de rehielo algo más duras, y sobre las que se acumula el agua que percola de capas superiores, pero sin llegar a formar estratos empapados.
Tests de estabilidad: Los tests realizados no indican inestabilidad alguna.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Puede producirse algún pequeño alud de fusión en las zonas más empinadas. Tras el paso de las lluvias, las temperaturas altas y los cielos más despejados, el manto es probable que sufra procesos de deshielo-rehielo a lo largo de las próximas jornadas, con formación de costras en superficie.

PERFIL ESTRATIGRÁFICO:

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Las altas temperaturas han seguido fundiendo y transformando el manto en todas las cotas. Los procesos de deshielo-rehielo forman costras que en laderas de solana enseguida se reblandecen y humedecen, pero que en umbrías permanecen, incluso, durante toda la jornada, presentando placas de nieve dura.
Espesores de nieve: El manto es discontinuo e irregular, más propio de finales de temporada que de pleno invierno. A 1800 m el manto casi ha desaparecido y muchas zonas muestran el suelo descubierto. A 2000 m también es discontinuo, con espesores en torno a 20-30 cm en donde aún permanece la nieve. En hoyas y tubos por encima de los 2000m en, el espesor todavía puede alcanzar de 50 a 100 cm de nieve, sobre todo en las laderas este.
Estructura del manto: Todo el manto se encuentra isotermo próximo a 0ºC y con capas de nieve húmeda o mojada de grano redondo, entre las que se observan un par de costras de rehielo algo más duras, y sobre las que se acumula el agua que percola de capas superiores, pero sin llegar a formar estratos empapados.
Tests de estabilidad: Los tests realizados no indican inestabilidad alguna.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Las placas de nieve dura a primeras horas, que en umbrías persisten toda la jornada, puede provocar resbalones y accidentes de graves consecuencias debido a la cantidad de rocas que afloran en el manto.

top

ESTADO DEL MANTO NIVOSO:

Nieve en superficie: Las temperaturas elevadas de la noche con cielos cubiertos y nieblas húmedas, están trasformando rápidamente el manto. En cotas bajas se encuentra húmedo o muy húmedo, mientras que en zonas altas sólo se ha transformado la capa más superficial.
Espesores de nieve: El manto es continuo desde los 1600m. A 1800 m tenemos espesores de 40-50 cm. A 2000 m en torno a 50-80 cm con acumulaciones de más de un metro en vertientes este, de sotavento durante la nevada. En hoyas y tubos por encima de los 2000 m, el espesor puede alcanzar más de 150 cm cm de nieve.
Estructura del manto: El viento del oeste durante la nevada (que ha acumulado en torno a los 60-80 l/m2), ha formado numerosas placas de viento a sotavento con importantes espesores. En donde no existía manto antiguo, éstas han quedado sujetas por el canchal y piornal, pero en donde permanecía manto antiguo rehelado, estas placas no han soldado con efectividad al fondo, por lo que pueden colapsar. La capa exterior de grano fino algo húmeda de unos 40 cm, presenta en su parte más superficial grano más trasformado (grano redondo) y más húmedo. Una fina costra de rehielo la separa de otra capa de 35 cm de grano fino bien cohesionado. Justo bajo ella, encontramos una capa de unos 5 cm de partículas reconocibles más seca y blanda que las anteriores, que la separa del manto antiguo de costras de rehielo endurecido.
Tests de estabilidad: Los tests de la pala muestran dos niveles de colapso: sobre la fina costra de rehielo (40 cm de profundidad); y en la capa débil sobre el manto antiguo (80 cm de profundidad) que rompen realizando una fuerza de moderada a fuerte.

PELIGRO DE ACCIDENTES: Ayer, día 10 de febrero, se produjeron varios aludes de placas de viento, alguno de tamaño grande con un labio de rotura que alcanzaba el metro de grosor (foto de debajo). Estos se produjeron en las zonas de tubos y circos en donde todavía quedaba manto antiguo. El humedecimiento actual cargará el manto hasta que transforme toda la nieve nueva, por lo que se mantendrá o aumentará ligeramente el peligro de aludes de placas de viento. Si las lluvias previstas en las próximas horas fueran abundantes, podría cambiar rápidamente la situación, pasando a presentar peligro por aludes de fusión.

PERFIL ESTRATIGRÁFICO:
Detalle del labio de corte del alud ocurrido el día 10 de febrero en la zona de Los Pasillos de la Hermana Mayor

top
close

ADVERTENCIA: Información elaborada con estudios someros y datos limitados del manto nivoso. La valoración del peligro de aludes es sólo estimativa y corresponde al momento de estudio del manto. Para mayor información consultar el BPA de la Aemet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>