Astún: en busca de la gran nevada

Sucesivas borrascas frontales procedentes del noroeste han ido llegando al Pirineo las últimas semanas. El lunes 14 no parábamos de leer que en la zona occidental el espesor superaba el metro de nieve y que fuera de las pistas la nieve polvo llegaba hasta el pecho. A día de hoy, algunas estaciones llegan a los 500 cm de espesor acumulado. Nos vamos a Astún.

Ficha Técnica                                         Mapa de Situación                                         Vídeo

La euforia se desató cuando empezamos a adentrarnos valle arriba, acercándonos al pequeño pueblecito de Canfranc. Los coches, los cubos de basura, todo estaba cubierto por “pillows” de casi un metro de altura. Pocas veces hemos visto una nevada tan copiosa como esta, y menos en el Pirineo, aunque es cierto que en ocasiones suelen caer. Las casas de Candanchú presentaban enormes cornisas y acumulaciones que amenazaban con venirse abajo.

Un metro en la base de la estación.

Imponentes cornisas sobre los tejados de Candanchú.

El lado oscuro de estas situaciones en las que precipitan tantos litros en tan pocas horas, es que el riesgo de aludes aumenta de manera muy acusada. Según la escala Europea, el riesgo se ha mantenido entre 3 y 4 en la Cordillera Cantábrica, 2 y 3 en el Sistema Central y hasta 5 en Pirineos y Sierra Nevada.

Cargadas laderas próximas a la estación.

Candanchú desde La Raca.

Una ventana de buen tiempo de un solo día, nos permitió disfrutar de la nieve y el sol. Aunque un poco compacta por el viento, ésta era de muy buena calidad. Nos sorprendió ver laderas que ya conocíamos, completamente sepultadas por metros y metros de nieve. Algunos tubos eran irreconocibles.

El Midi d’Ousseau.

Típica roca rojiza de la parte superior de la Raca.

Astún es una de las mejores estaciones para esquiar con nieve polvo, pues su orografía presenta todo tipo de pendientes y rincones para adecuarnos a las condiciones meteorológicas y el riesgo de avalanchas.

Telesilla de Pastores.

SECTORES FREERIDE:

  • Pastores:

Para días con poca visibilidad, el telesilla de Pastores nos da acceso a una zona segura y divertida debido a la presencia de rocas y algún que otro arbolito. Siempre recordaré que bajo esta silla, hace un par de años junto con mi padre y mi hermano, vivimos uno de los mejores días de “powder” de toda nuestra vida.

Javi Jiménez reventando la nieve polvo.

Rincones con nieve polvo.

El viento favorecía las grandes acumulaciones.

  • Truchas:

Truchas es una opción muy válida para los amantes de los giros amplios y la suavidad a la hora de esquiar. Esto sin mencionar la preciosa panorámica de toda la estación, que podemos observar desde su cima.

Alberto en Cornisa.

Javi cerca de la zona de Canal Roya.

Juguetones ventisqueros típicos de la estación.

  • Raca:

Sin duda alguna, el sector más ácido, la zona mas freerider es la Raca. Ya sea por sus estrechos y empinados tubitos de la cima (los cuales nos quedan a mano derecha y podremos estudiar mientras vamos sentados en la silla de la Raca) o por los largos itinerarios fuera de pista del otro lado (la zona del Ruso y las bajadas a la carretera de subida a Astún).

Gonzalo Vázquez (Racha Freeskishop) entrando en los tubos de la Raca.

Turno de Blanca Jordán.

y turno deJavi en La Raca.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride