El Yelmo con esquís

Hoy 11 de enero de 2021 hemos cumplido un sueño. Se han dado las condiciones, efímeras y probablemente irrepetibles en mucho tiempo. La borrasca Filomena nos ha permitido esquiar la Valentina del Yelmo, sin rápeles ni destrepes.

Ficha Técnica Vídeo Mapa de Situación

Muchas historias comienzan con una imagen. La vista del Yelmo nevado siempre despertó nuestro interés por la posibilidad de esquiarlo, aunque nunca lo vimos lo suficientemente cargado. El año pasado, Aitor Bárez nos envió una foto con bastante menos nieve, pero animándonos a plantearlo seriamente. En parte, eso nos motivó a reconocer la línea en verano, escalándola en zapatillas y con pies de gato por sus variantes: Vía Valentina al Yelmo.
No fue hasta el domingo pasado, 10 de enero, cuando Esther Murciano disparó con su teleobjetivo hacia la Vía Valentina, esta vez cargadísima gracias a su orientación al sotavento de Filomena.

A veces basta un vistazo para verlo claro. Nuestra inexperiencia en nieve sobre planchas de granito dejaba muchas incógnitas sin resolver, principalmente sobre las orientaciones peligrosas, el día adecuado y la hora clave para intentarlo. No paramos de pensarlo y de discutirlo entre nosotros. Pero Esther nos envió una foto de cómo amaneció El Yelmo el primer día de sol tras la nevada. Había voces que decían esperar varios días. Otras dudaban de la brevedad de esta oportunidad. Decidimos esperar. Os podéis imaginar la temática de nuestros sueños esa noche.

Nuevo día y nueva imagen del Yelmo. Para nuestra sorpresa, esta vez con un aspecto mucho menos helado y cálido. No sabíamos si la roca descubierta había perdido sólo el hielo superficial, o el Yelmo entero había sufrido una pérdida de espesor completa. Cambio de planes: era ahora o nunca.

Preparamos rápidamente la mochila y nos fuimos a Manzanares a toda velocidad. Necesitábamos ver las condiciones in situ. De camino a Manzanares el Real ya íbamos haciendo fotos y evaluando las condiciones.

La improvisación y la premura del día hicieron que saliéramos bastante tarde. Partimos del Tranco a las 11, con el poco margen de tiempo que nos pudiera dar el calentamiento de los riscos pedriceros al sol. El ritmo de ascenso hasta la base del Yelmo fue muy rápido, teniendo en cuenta la dificultad de este recorrido con medio metro de espesor de nieve y la mochila cargada de trastos. El Yelmo no se ve en todo el camino pero, como siempre, fuimos haciendo una evaluación continua de las condiciones nivológicas.

Percibimos que sobre terreno normal, la nieve al sol había aguantado sin transformarse demasiado. No era así sobre la roca. A menor espesor, mayor fusión del manto y menor cohesión con el granito. Iba a ser imposible ascender por la Valentina, ya que la bota al hundirse en nieve fundida y tocar piedra, se resbalaría purgando la pared. Sobre mayor espesor, al no estar transformada, corríamos el riesgo de hundirnos más y de sobrecargar peligrosamente las placas venteadas. Sabemos que con los esquís, el reparto del peso hace que te poses sin hundirte demasiado. La opción de descenso por la Valentina seguía estando en pie, aunque con incógnitas.

Ya teníamos claro que sólo existía la opción de subir por la chimenea norte. Memorizados todos los pasos y teniendo muy claro cada tramo del descenso, sólo faltaba apresurarnos en llegar a la cima para entrar en la Valentina lo antes posible y resolver todas nuestras dudas. Apenas tuvimos que abrir huella, y menos mal. Había una huella del día anterior magnífica. No sabemos de quién es, pero gracias. ¡Habríamos tardado mucho más!

De lo que restaba de subida, sólo quedaba despejar nuestras dudas sobre el paso por la chimenea. Accedimos por el escalón de la cara norte (evitando abrir huella por las resbaladizas planchas de roca del camino marcado de la vertiente NE). Fue fácil, divertido y rápido. La chimenea no fue tan fácil, pues tenía algo de hielo y nieve suelta. Terminamos quitándonos los esquís e incluso la mochila en varios pasos. Utilizamos los esquís como anclas de nieve para poder progresar por los ventisqueros que cubrían el último estrechamiento. ¡Fue divertido!

En pocos minutos tocábamos el vértice geodésico, muy mentalizados ya en el descenso y con un mar de dudas. La diferencia de temperatura entre la solana y la umbría era bestial. Debíamos darnos prisa en bajar. Daba comienzo nuestro ritual de preparación para el descenso.

Nos colocamos a mano todo el material que pudiéramos necesitar como cuerda, fisureros, Friends, tornillos, etc. Con un poco de incertidumbre comenzamos a deslizar con nuestros esquís por este pedrolo de granito. Enseguida llegamos a una de las zonas más expuestas, cuando tenemos que pasarnos hacia la cara norte. La suavidad en los giros debe ser máxima si no queremos llevarnos toda la capa de nieve.

Pasado este sector volvemos al espolón por donde debemos elegir el trazado más seguro sobre las planchas lisas de la cara Sur.

Llegamos a otro sector clave en donde el espesor de nieve es muy, pero que muy escaso y la pendiente se hace más fuerte. Las pequeñas coladas de bolas de nieve que vamos provocando, se precipitan escandalosamente por la pared sur. Aunque los esquís de vez en cuando van raspando la roca, podemos superar esta zona.

Y llegamos a la zona final con un paso estrecho y muy empinado que nos deja en el cortado final con salto obligado. Un brinco un tanto acrobático y conseguimos alcanzar la base de este monolito granítico.

Aunque el proyecto ya existía en nuestra mente desde hacía mucho tiempo, fue un descenso marcado por la incertidumbre, algo de miedo y sobre todo por una continua toma de decisiones. Las sonrisas de nuestras caras eran el fiel reflejo de esa tensión liberada. Conseguimos alcanzar uno de nuestros sueños.

¡¡¡Gracias Esther por las fotos y, sobre todo, por habernos acompañado en toda esta inolvidable jornada!!!

Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE GUADARRAMA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: ESQUÍ, Esquí de Montaña

Foto del día 2021

Cornisa de Peñalara

17 de Marzo 2021 – Poco se puede esquiar ya en la Sierra de Guadarrama pero en Peñalara siempre nos encontramos con algún rinconcillo en donde jugar y entrenar algo. Los tubos todavía están esquiables y la nieve se recongela por las noches para ir reblandeciéndose poco a poco a medida que va pegando el Sol. Aprovechando ese momento perfecto de nieve crema, hemos podido saltar por alguna de sus cornisas..

Solana de Claveles

14 de Marzo 2021 – Seguimos con un invierno intermitente pero que al menos nos deja algo de nieve y posibilidad de esquiar en la zona de Peñalara. En la foto Fernando en la Solana de Claveles hace unos días. Aunque ahora tiene menos nieve, todavía se pueden descender las palas y tubos que llevan a las Lagunillas de Claveles.

Efímera nieve polvo de Peñalara

26 de Enero 2021 – Estos pasados días hemos podido aprovechar de unas condiciones medianamente buenas para el esquí de travesía en la Sistema Central. Incluso con algo de nieve polvo que tan ráramente encontramos en estas latitudes. También hemos podido disfrutar de la nieve crema tan típica de estas montañas: esa nieve dura mañanera que luego se va reblandeciendo desde las laderas este hasta las oeste, y que permite descender por cualquier pendiente, si eliges bien el momento perfecto. Esperemos que los calores de este final de febrero no nos dejen otra vez sin nieve.

Esquiando El Yelmo

16 de Enero 2021 – Hoy hemos cumplido un sueño. Se han dado las condiciones, efímeras y probablemente irrepetibles en mucho tiempo. El proyecto existía en nuestra mente desde hace mucho y no podíamos dejar pasar la oportunidad. Ha sido un descenso marcado por la incertidumbre, algo de miedo y sobre todo una toma de decisiones continua. La línea estaba en las últimas. Ni siquiera teníamos pensado bajarla hoy, pero era la última oportunidad. Próximamente más detalles… Foto: Esther Murciano (Bewild & Travel)

Tubos de la Cima de Peñalara

15 de Enero 2021Después de la nieve llegó el anticiclón, con una inversión térmica potente que hace que en la montaña el tiempo sea perfecto para aprovechar las pendientes más empinadas de Peñalara En la foto Álvaro en la parte superior del Tubo Estrecho, con ese estético perfil empinado contra el Valle de Lozoya.
Blanco hielo de la Pared Negra

5 de Enero 2021Condiciones perfectas en este comienzo de año para escalar las efímeras cascadas de hielo que se forman en esta Sierra de Guadarrama. En la foto los carámbanos colgantes de la última parte de la Pared Negra de Peñalara. Ojalá el invierno continúe así.
Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Foto del día, NOTICIAS

Vídeo Claveles 2021

Vídeo de las buenas condiciones del palón de la Solana del Pico de Claveles en enero del 2021.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: ESQUÍ, Esquí de Montaña