Freeride en Grand Tourmalet

Las dos vertientes del Col de Tourmalet, La Mongie y Bareges, conforman uno de los mayores dominios esquiables de Pirineos. Es alta, variada y con unas posibilidades para el freeride que no os defraudarán. Sectores amplios, rincones protegidos, bosques donde resguardarnos y largos itinerarios para perdernos: ¡¡lo tiene todo!!

Ficha Técnica                                         Mapa de Situación                                            Vídeo

El dominio Grand Tourmalet está compuesto por dos valles principales, el de Campan y el del Gave de Pau, comunicados por el “Col” del mismo nombre a 2115 m de altitud, famoso en el mundo ciclista. En cada uno de estos valles se encuentran los núcleos principales de la estación: el pueblo de La Mongie a 1800 m, y el de Bareges a 1250 m, ambos muy cerca de Tarbes y Pau, con un acceso muy cómodo por San Sebastián.

El sector de Bareges es amplio y tiene una preciosa zona de bosque; mientras que el de La Mongie posee rincones más agrestes. Dominando este conjunto, cada vez que levantamos la mirada aparece el soberbio perfil del Pic du Midi de Bigorre de 2877 m de altitud. En su cima se encuentran las instalaciones de un observatorio astronómico al que se accede en telecabina. Además, tomando como campo base la estación, podemos realizar numerosos itinerarios de montaña de todos los niveles, como la canal que hicimos hace un año al Pic du Campana. Vamos a repasar cada sector:

Vertiente de Bareges

Vertiente de La Mongie

Pic du Midi de Bigorre

La Mongie:

En la zona baja de La Mongie, junto a los edificios, encontramos pistas amplias y fáciles perfectas para el aprendizaje. Incluso, en la pista de pene Blanque, existe un Minipark para iniciarse en freestyle. Aquí, el telesilla de Chapelle es el remonte principal para conectar con los demás sectores. También se encuentra aquí el telecabina que lleva al Pic du Midi de Bigorre.

Col de Tourmalet:

En este sector predominan las pistas de dificultad media, todas ellas amplias y orientadas al sur. Es por aquí por donde accedemos al valle de Bareges. Junto a esta zona tenemos unos telesillas que nos llevarán hacia Le Taulet, con pistas rojas de lo más aconsejables. Este pico de 2341 m es el lugar en donde comienza el segundo tramo del teleférico al Pic du Midi, y las vistas hacia éste son espectaculares.

El restaurante del Col de Tourmalet

Pourteilh:

Pero sin duda, el sector que más nos ha gustado es el que se encuentra al otro lado del valle, en su vertiente norte, por lo que la nieve polvo se conserva más tiempo. Las zonas a las que accedemos mediante el telesilla de Pourteilh o el telesilla de Prade Verde, son las mejores para salir de las pistas. Este sector es divertido: con rocas, algún árbol, tubos, enriscadas. Es una zona adecuada para el freeride, y no suele ser demasiado avalanchosa al estar interrumpida por bosquetes y roquedos. Durante los días de mal tiempo es una de las mejores opciones.

El sector de Le Pourteilh y Quatre Termes

Quatre Termes:

Si estamos dispuestos a andar un poco, el circo formado entre el Pic de Quatre Termes y el Pic d`Espade, son el escenario perfecto para trazar líneas bellas y exigentes. Pero además, podemos acceder a dos itinerarios preciosos fuera de las aglomeraciones: uno nos llevará por un valle detrás del Pic Quatre Termes hasta la parte baja de La Mongie; el otro va por el valle detrás del Pic d’Espade hasta Tournaboup en Bareges. Para llegar al comienzo del primero, tendremos que andar 30 minutos hacia el este hasta la brecha de Contade que da acceso a la otra vertiente este del Quatre Termes, desde donde unas palas algo empinadas nos conducen al fondo del valle. El segundo se accede en quince minutos subiendo por una corta canal a una ventana en la muralla rocosa que nos asoma a la vertiente sur, al Lago d’Agalops. Un amplio y fácil itinerario que parte hacia el suroeste y va encajonándose en el valle y girando hacia el norte rodeando por el sur el Pic d’Espade y el Pic de Caubere, hasta encontrarse tras una larga diagonal, con la pista negra de Caubere. ¡¡No os lo perdáis!!

La brecha por la que accedemos al Lago d’Agalops

Caubere:

En la zona de Tournaboup encontramos los telesilla de Caoubere y Castillon que nos permiten ampliar los horizontes de los fuera de pistas. Desde el primero accedemos a todo un sector limitado por las pistas negra y roja de Caubere, con amplias palas y algunos tubos. Esta zona suele ser bastante avalanchosa ya que es terreno convexo y con fuerte insolación. Desde el segundo telesilla podemos trazar una diagonal hacia el valle que va al Lago d’Escoubous y que nos permite acceder a otros grandes palones, estos más protegidos del sol y que conservan mejor la nieve polvo.

Sector de Caubere

Sector de Castillon

Piquette:

En la zona baja de Bereges nos encontramos al abrigo de un precioso bosque mixto en el que los árboles de hoja perenne (abetos y pinos), se mezclan con los de hoja caduca (abedules, alerces y hayas). Esquiar por la zona de Laquette o de Ayrè es un puro placer, y más si la nieve polvo abunda. Es la zona perfecta para resguardarse en los días de mal tiempo, aunque salir de las pistas no siempre es fácil por lo denso del bosque.

En los bosques de Lienz, reponiendo fuerzas en Chez Louisette.

Sin duda, Grand Tourmalet es una de las mejores estaciones de los Pirineos, grande y variada, pero con rincones preciosos donde protegernos los días de malas condiciones. Y en todo viaje a esta estación no puede faltar la visita a uno de los lugares más interesantes para el freeride del Pirineo: el Pic du Midi de Bigorre. Sus descensos de hasta 1500 m de desnivel por nieve virgen, os los contaremos en el siguiente artículo.

Texto: Luis Pantoja; Imágenes: RECmountain

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí en estación, Freeride