Tubos de Cerradillas

Entre Valdemartín y Cabezas de Hierro Menor mirando al norte, se encuentra el Circo de Cerradillas. Con algunos tubos cortos pero muy interesantes, y unas amplias palas hasta el bosque en donde la nieve dura suele ser habitual.

Ficha Técnica                                       Mapa de Situación                                            Vídeo

El acceso más rápido es desde el aparcamiento de Valdesquí a 1900 m, remontando por la ladera a la izquierda del telesilla del Collado de Valdemartín. Desde ese collado ascendemos las últimas rampas hasta Valdemartín a 2278 m. Cuidado en esta parte final que suele tener nieve muy dura.

Desde la cima accedemos a la vertiente este en donde encontramos un amplio tubo a la derecha del espolón rocoso que separa esta cara de la norte. Esta es una bajada fácil de unos 35º ó 40º que nos lleva hasta el fondo del Circo de Cerradillas. Desde aquí podremos remontar o continuar hasta el bosque donde termina la pendiente. Cuidado cuando haya peligro de aludes: aquí casi todos los años se cae alguna placa.

Si desde la cima de Valdemartín continuamos hacia Cabezas de Hierro, enseguida nos topamos con unos tubitos cortos (unos 100 m) pero inclinados que nos conducen al Circo de Cerradillas. El primero es el que llamamos “de la Banana” en el que no caben ni los esquís, de unos 50º y con un cortado debajo cuando no hay mucha nieve. El segundo es el “Estrecho” que dependiendo de la cantidad de nieve lo encontraremos más o menos difícil.

Tubo Estrecho de Cerradillas:

El sábado 14 de diciembre por la tarde llegaron las precipitaciones, en forma de aguanieve entre los 2000 y los 1800 metros. Por la noche la cota de nieve fue bajando y el domingo amaneció con más espesor del que había cuando el frente llegó. Continuó nevando sin descanso y se acumularon entre 15 y 30 cm (dependiendo de la altitud y la orientación). Nosotros decidimos ir a Valdemartín, en donde días antes habíamos esquiado y cuyas condiciones de nieve conocíamos.

Durante ciertos momentos el paquetón que estaba cayendo era considerable. La base seguía estando prácticamente tan dura como en días anteriores, aunque por suerte, las altas temperaturas de los dos días anteriores reblandecieron mínimamente la base. Hicimos varias subidas y bajadas cortitas en los tubos de Cerradillas. Condiciones invernales pero aun así, algo cálidas.

Sólo en esta época del año en la que el espesor es tan pequeño se puede bajar entre estas paredes de roca, tan juntas que apenas se cabe yendo recto hacia abajo. A continuación mostramos unos cuantos fotogramas extraídos de los vídeos que grabamos desde nuestros cascos.

Un pequeño recto para salir del paso estrecho de este tubo de Cerradillas.

Frenadas un poco precarias para evitar pasar por encima de algún tiburón.

Cada hermano por un tubo distinto.

Segunda vez, ahora los dos por el mismo tubo, uno detrás del otro.

La nieve en estos momentos era de muy buena calidad. Ya se sabe que en esta sierra las buenas condiciones de polvo se pillan tan sólo el día de nevada y como mucho, durante unas pocas horas después de que deje de nevar.

Alberto con cara de “¡¡¡¡me trago la cámara!!!!”

Volvimos al día siguiente con la nieve apelmazada un poco formando placas de viento de unos 5-15 cm en esta cara W – NW. El espesor aproximadamente es de 60 cm o incluso 80 a partir de 2200 metros.

Turno del Patriarca en el Estrecho al día siguiente.

Tubo de la Banana de Cerradillas:

Hacía 3 o 4 años que no nos metíamos en esta canal, que bajaron Javi y Alberto por primera vez con algo más de nieve. Es el de la Banana de Cerradillas, una canal muy empinada, corta y con pasos más estrechos que el largo de los esquís, que discurre por medio del espolón rocoso principal. Desemboca en el Estrecho de Cerradillas, flanqueando un cortado de unos 10 o 12 metros. Es, por tanto, algo expuesto, ya que en caso de caída siempre nos escupirá al cortado de roca inferior.
A partir de cierto momento no es posible dar un giro y hay que ser muy fino para superar los dos estrechamientos que tiene.

Para ello utilizamos una técnica especial inventada por Alberto, pendiente de patente. xD

El truco, ir con cuidadito y sin prisa.

En la mitad del corredor hay una piedra que suele formar un escalón de entre metro y metro y medio. Justo a la izquierda tenemos un embudito hacia el cortado de roca, y pegados a la derecha, accedemos al Estrecho de Cerradillas.

Alberto prefiere saltar la roca y tirar recto hasta el final. Fiu…

Alberto repitiendo el de la Banana al día siguiente.

Texto y fotos: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>