Iceland: Brennisteinsalda

Desde Landmannalaugar podemos hacer una preciosa ruta circular que nos lleva hasta el pico Brennisteinsalda y “Las Montañas de Colores”. Un lugar en el que se mezclan toda la paleta de colores de un pintor y en el que las fumarolas, las aguas hirviendo y los neveros conforman un paisaje mágico mezcla de fuego y de hielo.

Ficha Técnica                    Vídeo                    Mapa de Situación

En Landmannalaugar comienza uno de los trekkings más bonitos de Islandia que en cuatro o cinco jornadas llega hasta Skogar en la costa sur. Atraviesa un paisaje volcánico y glaciar único que asombra por ser bello e inhóspito a la vez. Si el tiempo apremia podemos realizar excursiones de una jornada por el entorno de este enclave para llevarnos en nuestras retinas una muestra de su esencia. Comenzamos en Landmannalaugar, a 600 m de altitud, ascendiendo las montañas que cierran el valle por el norte. A medida que ganas altura vas apreciando el entorno peculiar del que partes, al borde mismo de la colada volcánica del Laugahraun que rellenó el valle.

En cuanto alcanzas la zona alta de estas montañas, a unos 900 m de altitud, y miras alrededor, recibes una lección visual de geología, con amplios valles en el que las aguas torrenciales de deshielo serpentean por el llano. En medio de este vasto paisaje se ve claramente el punto de salida de la colada volcánica y como ha bloqueado la salida natural de las aguas del valle, obligándolas a buscarse un recorrido alternativo erosionando las laderas de las montañas.

A mediados de septiembre todavía se conservan numerosos neveros y heleros en estas montañas que alcanzan los 1000 m de altitud y, como no, Alberto no puede resistir ir a pisarlos. Desde esta zona alta bajamos hacia el amplio valle que hay que atravesar para afrontar la subida al Brennisteinsalda, muy próximo al punto del que surge la colada que llega hasta Landmannalaugar. El camino desciende por laderas de tierra de diversos colores: grises, marrones, rojizas que contrastan con el luminoso verde-amarillento de los musgos y líquenes.

En el fondo del valle nos desviamos del sendero hacia la cabecera de una de las vaguadas laterales de donde provienen unas nubes malolientes. En cuanto nos acercamos comprobamos que son emanaciones de aguas sulfurosas. Hay unas cuantas marmitas de agua hirviendo que expulsan fumarolas de gases. El suelo en sus alrededores está tan caliente que no nos atrevemos a pisar con nuestras caras zapatillas. El arroyo que fluye por el valle presenta varios puntos calientes en donde hierve, mezclándose aguas frías de deshielo con las que manan calientes. Es un pequeño valle inquietante en donde parece que en cualquier momento va a resquebrajarse la tierra y salir la lava…

Subimos hacia el Brennisteinsalda abriéndose a nuestros pies valles y montañas de colores a las que se echan en falta los rayos de sol que intensifiquen los tonos y destaquen los relieves. Unas rampas de tierra pelada nos llevan hasta la cima de la montaña de 890 m de altitud, desde donde podemos observar la inmensidad de estos paisajes y su belleza de colores. Más allá vemos las montañas medio nevadas por donde continúa el camino hacia Hrafntinnusker, primera etapa del trekking que lleva hasta Skogar pasando entre los glaciares Eyjafjallajokull y Myrdalsjokull.

Continuando hacia el sur desde la cima del Brennisteinsalda, bajamos para encontrarnos con la ruta del trekking. En esa zona se sitúa el punto desde el que surgió de las entrañas de la tierra el magma que invadió el valle hasta Landmannalaugar. El suelo está todavía caliente y las fumarolas emanan por doquier entre las rocas negras del campo de escoria. Seguimos bajando hacia la zona más activa en la que el gas parece que sale a presión.

Alcanzamos una hondonada en donde el camino se asoma a un agujero desde el que los gases emanan con fuerza. Gracias al fuerte viento de espaldas podemos asomarnos y sentir la respiración misma de la tierra. Sin duda que Gaia está viva y aquí notamos el latir de su corazón haciéndonos comprender el profundo respeto que le debemos.

El Brennisteinsalda queda a nuestras espaldas y, cuando nos damos la vuelta, entendemos el sobrenombre de estas montañas: “Las Montañas de Colores”. El cono volcánico por encima de las fumarolas blancas aparece pintado de rojos, marrones, ocres, azules, verdes, y los musgos amarillo-fosforito relumbran entre las negras rocas. Este es uno de esos lugares que se quedan grabados en la retina para siempre. Nosotros tenemos que seguir camino, primero entre la escoria de la colada, y después por su margen derecha según bajamos, justo entre esta colada y las laderas de las montañas que cierran el valle por el sur. Entre ambos terrenos, el río se ha tenido que abrir camino erosionando las montañas grises de su margen derecha.

Llegamos a Landmannalaugar y, para rematar un día de colores y luces, nos damos un baño de sensaciones en sus aguas termales. El frío torrente que viene de las montañas nevadas y rodea la colada, pasa por el borde de ésta y se va mezclando con surgencias de agua hirviendo. Una tarima de madera nos permite dejar la ropa (protegedla de la posible lluvia) y sumergirnos en este río fantasmagórico de agua y vapor. No es profundo y nos obliga a estar tumbados o sentados, buscando la zona adecuada en donde no escaldarnos ni quedarnos congelados. Tan “agustito” se está, y tanta pereza da salir, que se nos hace de noche. La oscuridad nos envuelve mientras pasan a nuestro lado una familia de patitos tan perezosos como nosotros. Lástima que las nubes no nos vayan a dejar ver las auroras desde aquí. Lloviendo ya, decidimos irnos a las tiendas a dormir.

La última noche, ya de vuelta de Landmannalaugar, acampamos en una zona solitaria alejados del camino, en donde la fortuna nos sonrió ofreciéndonos un nuevo espectáculo de luces. Pudimos ver las auroras bailando entre las nubes, hechizándonos hasta caer dormidos. Al levantarnos nos dimos cuenta de que habíamos puesto las tiendas en el mismo centro de un pequeño cráter, sobre una arena fina y esponjosa que nos permitió un profundo y reponedor sueño.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS RUTAS DEL MUNDO

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Excursiones, MONTAÑA, Trail