Cornisa y tubo de La Ceja

La amenazante cornisa que se cierne sobre el Circo de la Laguna Grande cierra una amplia pala que conduce a varios tubos. Entre ellos, el tubo de La Ceja es sin duda el más interesante y aunque no siempre está en condiciones de bajarse, cuando encontramos buena nieve es de las más interesantes líneas de Peñalara.

Ficha Técnica                                         Mapa de Situación                                               Vídeo

El tubo de La Ceja es un itinerario clásico de ascensión con estrechamientos y escalones empinados que conduce a la pala superior cerrada por una gran cornisa. Aunque la cornisa amenaza con venirse abajo, es muy improbable que ésta caiga por el tubo de La Ceja, lo que hace que este itinerario sea bastante más seguro que el frecuentado tubo Central, por donde a menudo suelen encauzarse las avalanchas producidas más arriba.

El camino más rápido para llegar a la Hermana Mayor es el clásico que asciende desde Cotos a la Hermana Menor para luego crestear a la Mayor. Pero si tenéis dudas sobre las condiciones del tubo, aconsejamos subirlo directamente desde la Laguna Grande. Una vez empecemos a bajarlo, no hay escape por lo que si las condiciones no son buenas, no nos quedará otro remedio que remontarlo.

La zona superior cerrada por la cornisa puede franquearse por los laterales. Más hacia el norte, hacia la cima de Peñalara, podemos acceder al comienzo del tubo dejando la cornisa a nuestra derecha. También podemos evitarla por el otro lado, dejándola a nuestra izquierda, pero esta entrada no siempre es posible ya que a veces la cornisa llega a cerrar este acceso. Aún así, esta otra entrada es mucho más exigente por la fuerte pendiente, de las más empinadas del macizo ( a veces alcanza los 55º ó 60º), y por la exposición, ya que debajo está el salto de Los Dos Hermanos y algunos otros cortados.

Si no hay gente por debajo y las condiciones de la cornisa son estables, en ocasiones puede saltarse. El tamaño del salto dependerá de cómo sea de grande en ese momento la cornisa, pero fácilmente podemos volar de 6 a 8 metros. Repetimos que sólo es posible hacerlo si estamos seguros de la estabilidad de los bloques de la cornisa.

Un poco más abajo llegamos a un plató llano por el que accedemos al tubo. La primera parte es poco inclinada hasta que llegamos al primer estrechamiento en donde se empina hasta unos 40º ó 45º. Conviene comprobar que no hay nadie subiendo el tubo y dejar que lo asciendan antes de empezar a bajarlo. El tubo continúa estrecho y si la nieve escasea hay escalones que pueden estar más inclinados y recubiertos de hielo, ya que por debajo se canaliza el agua de deshielo.

Un poco más abajo el tubo se ensancha pero ahí no terminan las dificultades porque la pendiente te escupe a la izquierda sobre unos pequeños cortados de roca. Podemos continuar pegados a la pared de nuestra derecha por el tubo que suele tener una arista del ventisquero formado en él. Después, un último estrechamiento nos lleva a las palas finales hasta la misma Laguna Grande.

Normalmente el tubo suele tener nieve dura y estar repleto de huellas de subida que dificultan el descenso. Pero si tenemos la suerte de ser los primeros en llegar después de una buena nevada, bajarlo con la nieve polvo salpicándonos la cara será una auténtica gozada.

Este interesante descenso podemos rematarlo continuando por el desagüe de la laguna hasta el Chozo y el bosque. Si continuamos valle abajo podremos esquiar entre los pinos hasta la misma carretera que va de Cotos a Rascafría.


Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí de Montaña, Freeride