Hermana Mayor: diedros y pasillos

La cara nordeste de la Hermana Mayor presenta una de las zonas más exigentes del Macizo de Peñalara. Los estrechos y empinados corredores cimeros y los resaltes rocosos de su zona media, hacen de este sector uno de los terrenos más interesantes para el freeride. En el 2013 y 2014, gracias a las abundantes nevadas, pudimos esquiar por donde nunca nos habíamos atrevido.

Ficha Técnica                                         Mapa de Situación                                                   Vídeo

Con esas condiciones tan excepcionales e imaginación a la hora de encontrar nuevas líneas, empezamos a descender vías de alpinismo clásico que, aunque en su mayoría son cortas, tienen una dificultad técnica muy alta por su pendiente, estrechez o salida con salto obligado. A todas ellas se accede por la ruta clásica que desde el Puerto de Cotos y pasando por Dos Hermanas llega hasta la cima de Peñalara en un tiempo aproximado de hora y media o dos horas.

Siempre que vayamos a afrontar cualquiera de estos descensos, debemos antes asegurarnos de que no hay nadie subiendo, si hace falta colocando a un vigilante justo abajo que nos advierta. En la zona de la Hermana Mayor, más concretamente en su cara nordeste, encontramos unas entradas muy exigentes por su pendiente, estrechez o con salto obligado. E inmediatamente después de éstas, la ladera continúa con más resaltes rocosos y cortos tubos para enlazar hasta la Laguna Grande.

HERMANA MAYOR:

Diedro Izquierdo:

El Circo de la Laguna Grande está cerrado por su izquierda con el espolón que sube desde el Refugio de Zabala hasta la Hermana Mayor. Su parte rocosa superior está surcada por tres diedros que conducen a la cima: izquierdo, central y derecho. La entrada es un salto obligado desde la roca que separa este diedro del central, desde una posición de equilibrio inestable sin poder coger carrerilla. La recepción te obliga a girar rápidamente para frenar y encarar el tubo que desciende hacia la laguna. En su parte alta el tubo tendrá unos 50º perdiendo rápidamente inclinación y podemos girar hacia la izquierda para entrar en otro tubo que en ocasiones presenta un estrechamiento helado.

Pasillo Izquierdo:

Justo a la derecha de estos diedros (según miramos desde abajo) tenemos dos pasillos con buena pendiente (algo más de 45º) y que pueden presentar algún tramo de roca muy estrecho. El izquierdo, también llamado Tubo de la Hermana Mayor, es el más sencillo de todos por ser más ancho y menos empinado, aunque en su parte superior puede superar los 45º. Más abajo se estrecha un poco y enseguida vuelve a ensanchar y pierde inclinación. Si la nieve es suficiente no presenta grandes complicaciones pero sí es bastante avalanchoso.

Pasillo Derecho:

Este otro pasillo es algo más empinado que el anterior, pero su dificultad estriba en su estrechez, a veces infranqueable. Cuando escasea la nieve no queda más que un reguero que obliga a saltar entre dos muros de roca, incluso teniendo que resolverlo con un sólo esquí. La parte superior suele ser muy avalanchosa también, debido a su orientación norte que mantiene el peligro de placas de viento muchos días, por lo que debemos prestar atención a no ser arrastrados por una colada. En primavera son frecuentes las coladas de fusión, que son potencialmente peligrosas porque pueden arrastrarnos contra las rocas. Una vez superado el estrechamiento salimos a la amplia y fácil pala de debajo en la que, por lo general, podremos frenar cómodamente.

Salto de los Dos Hermanos:

Más a la derecha de los Pasillos y justo antes de la cornisa de La Ceja, encontramos una entrada muy empinada, quizás la zona en donde más inclinación podemos encontrar en Peñalara, cercana a los 60º. Esta pala empinada da acceso a dos rocas que dan lugar al salto de “los Dos Hhermanos”. Normalmente tiene una entrada difícil por su pendiente, sólo practicable cuando las condiciones de la nieve son perfectas. Por lo general lo encontraremos duro debido a su orientación nordeste, y suele ser muy avalanchoso. En verano nos encontraremos con dos grandes bloques con una caída de entre 15 y 20 metros. En función de la innivación será posible realizarlos, teniendo en cuenta también la inclinación de la recepción, en la que a veces encontramos un ventisquero algo llano, que dificulta la recepción del vuelo.

El Duro:

Después de las entradas descritas antes, podemos descender hacia la derecha para en lazar unas palitas y estrechamientos hasta el Tubo del Duro. Es una corta canal en la parte inferior del espolón que baja desde la Hermana Mayor hacia el Refugio Zabala y que presenta dos dificultades: una a la entrada en la que suele haber un salto obligado; y un estrechamiento final en el que hay que hacer un recto que nos da una velocidad de salida que debemos controlar en el ensanchamiento final.

Habrá que esperar otra buena temporada para poder seguir trazando nuevos descensos. Mientras tanto dejaremos volar nuestra imaginación buscando esas líneas que todavía nadie ha visto.

Riders: Guillermo Picazo, Javi Jiménez, Alberto y Álvaro Pantoja. Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
1

Publicado:

Categorías: Esquí de Montaña, Freeride