Bastón-piolet Whippet de Black Diamond

Hemos estado probando durante una temporada el Whippet, el bastón-piolet de la marca Black Diamond. Nuestra conclusión: no volver a realizar un descenso técnico sin él. Hace ya casi 25 años que recorté un trozo de hierro con forma de hoja de piolet y lo atornillé al puño de un bastón de esquí, y aunque el invento no era muy sólido, estuve usándolo unos años hasta que lo perdí. Últimamente ha aparecido en el mercado la versión 2.0 de aquel invento: el “Whippet”.

En la canal Sur del Curavacas con el whippet.

Bastón piolet casero. Mont Blanc 1986.

Es un bastón de montaña de dos tramos, algo pesado (395 gr) con bloqueo flicklock que plegado al máximo resulta algo largo y engorroso de llevar en la mochila. El rosetón es semicircular siendo así más cómodo para ascender con él y que no se enganche en la nieve. En el puño lleva soldada una hoja de acero en forma de piolet con una pequeña pala que facilita la autodetención. La hoja está firmemente acoplada al puño y ofrece una clara sensación de solidez.

Detalle de la pala en la hoja.

A la hora de ascender resulta muy polivalente. Podemos usarlo como piolet de emergencia en travesías fáciles en las que sólo ocasionalmente necesitaremos usarlo. También resulta útil como segunda herramienta junto a un piolet normal, en pendientes más empinadas. Aun así debemos advertir que no es un piolet y no puede sustituirlo como elemento de seguridad, si no que resulta un eficaz complemento de éste. Cómo elemento para autodetenernos en una caída, debemos tener presentes sus limitaciones. Una de ellas es que la hoja es más corta y penetra mucho menos en la nieve que un piolet convencional. Hay que decir en su favor que la hoja dobla 90º formando una pequeña pala que ayuda en la frenada y autodetención. Asimismo es muy útil como elemento de anclaje para sujetar cosas mientras maniobramos en la ascensión.

Usado como segunda herramienta junto al piolet normal.

Pero es a la hora de bajar cuando este bastón nos ha parecido realmente útil. Es cierto que esquiar con una hoja de piolet en la mano puede ser peligroso y aunque la hoja tiene un protector para cubrir la punta, no está pensado para ser usado como bastón normal en descensos fáciles. Creemos que su uso está limitado a esos descensos en los que no hay que caerse, aquellos en donde una caída puede resultar muy peligrosa y quizás el menor de los daños sea el que pueda causarnos este bastón. Es en estas ocasiones en dónde se muestra verdaderamente eficaz, no ya por su capacidad de autodetención, si no por su uso como anclaje en pasos complejos, helados o estrechos.

En pendientes fuertes podemos llevar un sistema de anclaje siempre a mano.

Su hoja piolet nos proporciona un punto de sujeción, un por si acaso, un elemento donde aferrarnos si los cantos no agarran. Y si las cosas se ponen feas, nos atamos a él y nos ponemos los crampones para descender el paso clave. El hecho de llevar un elemento de anclaje siempre a mano, y no tener que hacer equilibrios para sacar el piolet de la mochila, es algo a tener muy en cuenta. Para nosotros es ya un elemento imprescindible.

Con la tapa protegiendo la hoja en los descensos sencillos.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Material