Pico del Lobo: tubo norte

Comenzamos la temporada con espesores escasos pero suficientes para foquear y bajar con cuidado entre las piedras. Os contamos la excursión al Pico del Lobo a principios de la temporada  pasada con poquita nieve también. En torno a la estación de La Pinilla podemos aprovechar algunos buenos recorridos en torno al Pico del Lobo.

     Fichas Técnicas                                             Mapa de Situación

   

Empezamos la excursión foqueando justo por debajo del telesilla central que lleva al Gran Plató y remontando la zona del Mirador abandonamos la zona de pistas. Por cierto, que las pistas abiertas se encuentran en buenas condiciones gracias a la producción de nieve artificial. Si queremos remontar por el margen de las pistas gracias a la nieve artificial, debemos comprar un ticket especial para ello en las taquillas de la estación.

Foqueando por debajo del telesilla.

Las vistas hacia Riaza.

Remontando el Alto de las Mesas.

Ruinas del antiguo remonte del Pico del Lobo.

Rodeamos el Alto de Las Mesas por el noroeste y ya por la vertiente sur alcanzamos la cima del Pico del Lobo y las ruinas del antiguo remonte. Decidimos descender por la cara sur del Pico del Lobo, por uno de sus fáciles callejones, hasta el fondo del valle gracias a los regueros de nieve que hay. En esta ladera sur, la nieve dura había dado paso a esa nieve primavera, suave como la crema, muy agradable de esquiar. Tras el bocata, colocación de pieles y vuelta para arriba hasta el Portillo del Lobo.

Por los callejones que bajan por la sur del Pico del Lobo.

Alberto SPA  empezando el descenso con nieve primavera perfecta para el telemark.

Subiendo por la sur del Pico del Lobo.

Por este Portillo accedemos al tubo central de la cara norte que desciende directo hacia las pistas. Normalmente es una bajada fácil también pero algo más interesante que la cara sur. La nieve bastante dura y lo estrecho del tubo debido a la escasez de nieve, hicieron más entretenido este descenso. Una vez en la zona del Mirador, ya con la estación cerrada, aprovechamos el buen estado de sus pistas para darle un poquito de cera hasta el mismo aparcamiento.

Asomando nuestros esquís Zag a una de las entradas que nos quedan pendientes para la próxima.

Muchas piedras en el comienzo del tubo.

En el tubo central del Portillo del Lobo

Alberto enfilando las palas por debajo del Portillo.

Palas más amplias a medida que descendemos.

Esperemos que esta temporada que ha empezado bastante bien, continúe así y nos deje disfrutar de esta excursión con algo más de nieve.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE ESPAÑA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí de Montaña, Freeride

Pico Urbión: esquiando su cara oeste

La vertiente oeste del Urbión nos ofrece una tranquila pero entretenida travesía, con pendientes suaves que atraviesan los bosques de pino silvestre y un repecho final algo más inclinado, entre las formaciones de granito que llevan hasta la “muela” de la cima.

     Ficha Técnica                                             Mapa de Situación

                    

Aprovechando que las borrascas con vientos húmedos del Mediterráneo habían dejado nevadas en el Sistema Ibérico, decidimos probar suerte en el Urbión. Esta vez en lugar de ascender por la ruta habitual de la Laguna Negra, ascendimos a la Muela de Urbión por su vertiente oeste, mucho menos frecuentada. Y aunque los relieves de esta montaña no presentan demasiadas complicaciones, sus excursiones entre espesos bosques de pino silvestre y el hecho de que esta vertiente es poco conocida, hacen interesante esta visita que se puede realizar desde Madrid en el día, eso sí, madrugando un poquito.

José Luis, Fernando, Ramón y Kike empezando la excursión en el punto en el que los coches ya no podían subir más.

Nos desplazamos al pueblo de Duruelo de la Sierra a 1200 m de altitud, y desde allí cogimos la pista forestal que se dirige a la Fuente del Berro y al mismo nacimiento del Duero. Por esa pista llegamos al refugio forestal de Nuestra Señora del Duero, a unos 1600 m de altitud. En este caso tuvimos que dejar el coche antes de llegar a él y foquear cómodamente por la pista. Desde este refugio continuamos por esa misma pista hasta una construcción conocida como el bunker a unos 1700 m de altitud. Aquí sale un camino perfectamente marcado hacia nuestra derecha que va ascendiendo a través del pinar hasta que éste empieza a clarear.

En la pista hacia la fuente del Berro.

Llegando a la zona en donde tomamos la senda que se dirige hacia Peñas Claras.

Dejando el bosque, con las peñas ya a la vista.

Desde este punto ya podemos ver los contrafuertes de la meseta que forma el Urbión en su parte alta. Nos dirigimos hacia los roquedos característicos de Peñas Claras en donde la pendiente aumenta poco a poco, alcanzando en la parte superior unos 30º de inclinación.  Justo por encima de estas formaciones de conglomerado llegamos a la amplia meseta cimera, con la Muela de Urbión al otro extremo de la misma. Bordeando por arriba el circo norte, cuyas paredes se precipitan hasta la congelada  laguna glaciar que hay en su fondo, la Laguna de Urbión, llegamos en poco tiempo hasta las rocas de la cumbre, a 2229 m de altitud.

Llegando a la zona de Peñas Claras.

A estas peñas las llaman “las Tablas de la Ley”.

Curiosas formaciones de conglomerado.

Y en la cima de la Muela de Urbión.

Esta vez acertamos ya que los vientos del este habían acumulado poco en la vertiente de la Laguna Negra y sin embargo, esta ladera hacia el oeste tenía nieve suficiente para una buena esquiadita. La parte más interesante del descenso es la zona de Peñas Claras, justo en el borde oeste de la meseta cimera. Por estas amplias y fáciles palas llegamos hasta el límite del bosque, pero en vez de desviarnos a la derecha para regresar por donde habíamos subido, decidimos seguir ladera abajo, ligeramente hacia la izquierda, introduciéndonos de lleno en el bosque. Y aunque la nieve no era abundante, aprovechando los manchurrones conseguimos llegar hasta la pista forestal, muy cerca ya del coche.

Primeros giros desde la muela rocosa.

Atravesando la amplia meseta para descender por la vertiente suroeste. Foto Kike Ribas (snowtracks).

Fernando en las palas que bajan entre las peñas.

Y turno de Kike.

 José Luis disfrutando y Nora todavía más, si cabe.

Llegando al final de la vertiente suroeste, cerca ya del límite del bosque.

Ramón disfrutando en el bosque que nos llevará hasta la pista forestal.

Una ascensión larga y suave y un descenso fácil pero entretenido gracias a las amplias palas que bajan entre las rocas de Peñas Claras, y también a la esquiada entre los pinos silvestres.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE ESPAÑA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
1

Publicado:

Categorías: Esquí de Montaña