Esquí de verano en Les Deux Alps

Los 2 Alpes en verano son mucho más que esquiar en un glaciar: saltar en el snowpark, volar en parapente, hacer trekking o escalada. Pero si te gusta el descenso en bici de montaña, aquí vas a disfrutar.

     Ficha Técnica                                               Mapa de Situación

                    

Todos los que esquiamos conocemos o hemos oído hablar de su nieve y sus pistas en invierno, pero queríamos saber si cuando en Madrid nos cocemos de calor, merece la pena escaparse a esquiar a los glaciares de los Alpes. ¡¡ Y vaya si merece la pena!! No sólo por la nieve, si no por el resto de actividades que podemos practicar en esta estación.

El glaciar de Mantel

Nos levantamos temprano ya que desde las 7,15 funciona el telecabina Jandri Express que nos lleva directamente desde los 1650 m de la estación hasta el glaciar a 3200 m de altitud. Es uno de los glaciares esquiable más grande de Europa y sus pistas ocupan 90 hectáreas entre los 2900 m y los 3600 m, ofreciéndonos 700 m de desnivel esquiable. La zona de esquí de verano se asienta en un elevado plató a caballo entre Los 2 Alpes y La Grave (en invierno existe conexión entre ambas estaciones), sobre los glaciares de Mantel y La Girose. Esta situación “mesetaria” hace que su movimiento de reptación montaña abajo sea muy lento, por lo que el calentamiento global tiene, de momento, escaso impacto en él.

No conviene salir de las zonas balizadas.

Contamos con 16 remontes mecánicos abiertos (2 telecabinas, 1 teleférico, 4 telesillas, 7 telesquís, 1 telebaby y 1 funicular) que nos dan acceso a 8 pistas (2 verdes, 4 azules y 2 rojas). En la parte intermedia, en el Dome de Puy Saliè a 3420 m, se encuentra la zona para debutantes a la que podemos acceder a través del funicular subterráneo que pasa por debajo de los glaciares mismos. Existe un estadio de slalom en donde entrenan muchos equipos de competición, sobre todo franceses e italianos. Sus condiciones son perfectas a primera hora, con la nieve bien helada. Algunos marcajes están abiertos al público para poder medir nuestra destreza pasando puertas.

Aprendiendo a esquiar con el Mont Blanc de fondo.

En el estadio de slalom.

Pero son sus instalaciones para el Freestyle las que han dado fama a esta estación en el verano. Su snowpark crece año tras año desde que se abriera en 1994, ocupando en la actualidad 18 hectáreas divididas en zonas para debutantes, confirmados y expertos. Entre sus instalaciones cuentan con un halfpipe, un superpipe de dimensiones olímpicas, zona de slopestyle, un boardercross, etc. Allí no es difícil encontrarse a alguna de las figuras del freestyle asombrándonos con sus vuelos. En la zona más baja del snowpark tenemos un big airbag en el que ensayar todos los trucos que queramos.

Esperando turno en el snowpark.

Te pudes dar vuelazos como éste.

Big Air donde aprender a saltar.

A las 12,30 cierran los remontes para esquiar y aunque pueda parecer temprano, a esta hora la nieve ya se ha trasformado y en la zona baja del glaciar corre en torrentes por encima del hielo. Pero el día todavía no ha hecho más que empezar, y es el momento de cambiarnos de atuendo para seguir disfrutando de otras actividades igualmente interesantes. La estación está preparada para recorrerla por los itinerarios diseñados para las bicis de montaña y existen numerosos locales de alquiler de material adecuado. Si vamos a practicar descenso nos proporcionarán desde bicicletas apropiadas de descenso (sorprendentemente en muy buen estado), hasta corazas, rodilleras y cascos integrales. Los guantes corren de vuestra cuenta y os aconsejamos que os llevéis también vuestra coraza o espaldera, ya que las que alquilan suelen estar húmedas de la limpieza del día anterior y resulta un tanto desagradable.

Hasta el mismo glaciar podemos subir las bicis.

Itinerarios perfectamente preparados.

Existen escuelas de monitores de bici que además de llevaros por los itinerarios más interesantes, os enseñarán el correcto manejo y truquillos para controlar la máquina y os ayudaran en cualquier avería. Tenemos rutas turísticas con recorridos tranquilos entre los distintos núcleos de la estación. También existen itinerarios de ascenso a las cotas más elevadas que pondrán a prueba nuestras piernas y nuestro corazón. Pero la modalidad más practicada es el descenso y el freeride, con itinerarios y senderos clasificados por su dificultad al estilo de las pistas de esquí.

Subir en telecabina te da un poco de aliento.

Llegando a la estación.

El acceso se realiza gracias a la red de remontes abiertos hasta las 19 horas y que están perfectamente preparados para dejarse arrastrar por ellos, llevar colgando las bicis de las sillas o trasportarlas en el interior de las cabinas. Hay rutas de descenso verdes, azules, rojas y negras. Todas perfectamente diseñadas, arregladas y señalizadas por el personal de la estación. Los descensos verdes y azules son muy divertidos, rápidos y bien peraltados para iniciarnos en esta disciplina o para dejar correr nuestra máquina en estas rutas sin grandes dificultades técnicas. Los descensos rojos y negros tienen zonas técnicas, trialeras o con grandes pendientes en las que hay que saber mover la bici con habilidad, así como tarimas de madera o pasarelas elevadas para superar algunos tramos en los que debemos encarrilar correctamente nuestra máquina si no queremos salir volando.

Telearrastre de acceso al bikepark.

En el bikepark.

En total tenemos 127 km de pistas y senderos balizados entre rutas de ascenso e itinerarios de descenso, con 7 pistas verdes, 12 azules, 12 rojas y 5 negras. La cota máxima se encuentra a 3200 m de altitud al pie del glaciar y la mínima en el pueblo de Venosc a 900 m. En total un desnivel de 2300 m que pondrán a prueba nuestra resistencia, aunque sea sólo cuesta abajo. Mención aparte merece el bikepark, con zonas de distintas dificultades en las que nos encontramos un fourcross, un slopestyle completísimo, etc. Accedemos a la parte más alta de ellos gracias a los telearrastres y podemos pasarnos entretenidos, perfeccionando nuestra técnica, unas cuantas horas. Un lugar con mucho ambiente en donde el sólo hecho de ver los vuelos de algunos “maquinas”, merece la pena una visita.

Saltos grandes…

…y algún que otro revolcón.

Se celebran varios eventos ciclistas importantes durante el verano, entre ellos, se celebra una prueba del Mundial de BTT, con un gran salón donde ver y probar todas las marcas importantes del sector. También se celebra el Mountain of Hell un descenso “megavalancha”, abierto a todos, de 25 km con salida desde la zona alta del glaciar a 3400 m, para después seguir descendiendo por las pistas hasta el pueblo de Venosc. Un descenso de 2500 m de desnivel en el que el ganador emplea tan sólo ¡¡¡¡ 39 minutos!!!

Camino de Venosc.

 Otra actividad importante de la zona es el vuelo en parapente, con varios despegues hacia todas las orientaciones y grandes posibilidades para “hacer distancia”. Hay varias escuelas de vuelo y posibilidad de realizar vuelos en tandem con algunos de los mejores pilotos franceses. Al estar situada en un collado abierto a dos valles, podemos despegar desde la misma estación y remontar para después aterrizar en el mismo sitio, o volar hacia los pueblos en el fondo de los valles. Una experiencia que no os debéis perder.

Desapegando de Les Deux Alps.

Con La Muzelle al fondo.

Volando hacia Venosc.

Y si todo esto no os ha parecido suficiente y todavía tenéis tiempo, podéis hacer senderismo por el Parque Nacional de Los Ecrins, realizar alpinismo en las montañas cercanas como La Muzelle o la Barré des Ecrins, escalar en los rocódromos de la estación o en las escuelas de roca cercanas, hacer alguna de las dos vías ferrata de Venosc o San Christophe o disfrutar de los deportes acuáticos como el rafting o el hidrospeed.

La Barre des Ecrins (4102m).

Texto e imágenes: equipo RECmountain

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Bicicleta, Esquí en estación