Dos Hermanas: esquiando la cara sureste

Desde la cima de Dos Hermanas, por su solana, tenemos un descenso de aspecto amable pero muy entretenido: una ladera empinada en su parte alta, salpicada de numerosos muros para saltar, que nos conduce bordeando el refugio de Zabala hasta las Hoyas y el bosque de Cotos.

Ficha Técnica                                   Mapa de Situación                                   Vídeo          
   

Remontando desde el Puerto de Cotos hacia Peñalara por el camino habitual, llegamos hasta el hombro en donde se asentaba el antiguo Snack-bar y la base del telearrastre que subía a la Hermana Menor. Desde esta cima y bordeando el Circo de Dos Hermanas, alcanzamos en poco tiempo su cima. En esta ocasión nos quedamos en el fondo del Circo para pasar la noche en una cueva de nieve y aprovechar desde primera hora.

 Remontando el bosque de Cotos.

Tras una buena paleada, terminamos la cueva antes del anochecer.

Desde el “confortable” interior.

 Con las primeras luces amanecemos y nos ponemos en marcha.

Esta ladera sureste de Dos Hermanas recibe rápido el calor del sol, así que si está la nieve muy dura será de las primeras vertientes en poder esquiarse. Pero si hace calor tendremos que darnos prisa para que no se nos trasforme en nieve demasiado blanda y húmeda. De hecho, si existe riesgo de aludes debemos tener en cuenta este factor desestabilizante, ya que la parte superior de 40º es muy apropiada a los desprendimientos o coladas.

El comienzo es la parte más empinada, unos 40º.

 Entrada a los muros de la derecha (según bajamos).

 Debemos tener precaución en el comienzo de la bajada (que puede tener cornisa), en donde la pendiente es más acentuada, ya que un patinazo en nieve dura o que nos arrastre una colada, nos llevará derechos a alguno de los muros de abajo. La línea directa es obvia y no tiene dificultades por lo que podemos hacerla a buena velocidad. Pero tanto a derechas como a izquierdas  nos encontramos con diversos muros y rocas para saltar, más o menos complicados dependiendo de la cantidad y estado de la nieve.

Álvaro en el muro de la derecha (según bajamos).

Javi Jiménez en ese mismo muro.

Turno del Alberto.

A la izquierda de la línea directa según bajamos, tenemos otros muros en donde saltar localizados en su zona media y baja. Tendremos que estudiar desde abajo si es factible o no a nuestras capacidades, ya que en algunos se pueden volar muchos metros. Además, debemos asegurarnos de que no hay montañeros escalando alguno de estos muros helados ya que por aquí es muy habitual la realización de prácticas y cursos de alpinismo.

Alberto Sánchez en los muros de la izquierda (según se baja).

Álvaro en esa zona intermedia.

Alberto cerca ya del refugio Zabala.

 La ladera llega justo hasta el llano en el que se levanta el antiguo refugio Zabala, que hoy pertenece a la guardería forestal del parque. Bajo este hombro se encuentra un sector de escalada en hielo, con diversas cascadas de diferentes dificultades. Podemos continuar el descenso bordeando este muro hacia la derecha y dirigirnos hasta el fondo de la antigua pista de las Hoyas. Desde ahí continuaremos por el pinar esquiando entre árboles hasta el Puerto de Cotos.

Alberto en los muros inferiores.

Luis en la cascada (más a la izquierda) del sector bajo el Zabala. Foto: Javi Jiménez.

En la cascada de Zabala.

Esta vertiente de solana de Dos Hermanas resulta muy accesible y entretenida: con algo de pendiente, saltos y el bosque para terminar.

Texto e imágenes: equipo RECmountain

:arrow: OTRAS LÍNEAS DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

close

ADVERTENCIA: Las actividades aquí descritas entrañan riesgos y están realizadas por especialistas y técnicos expertos. Advertimos de la necesidad de practicarlas con la prudencia y experiencia necesarias, con la técnica y el material adecuados y acompañados de guías o monitores profesionales.

top
0

Publicado:

Categorías: Esquí de Montaña, Freeride